Trufas

Las trufas no dejan de ser unos bombones, pero se les da este nombre porque se parecen, en su forma, a los hongos que se encuentran bajo tierra. Éstas no llevan huevo, así que son más fáciles de hacer. Yo las he puesto cacao para envolverlas, pero se pueden hacer envueltas en fideos de chocolate o cualquier otro sabor. También se pueden hacer en moldes para bombones o darles forma redondeada, eso va en gustos, pero hechas así se manipulan sin tocar el chocolate y a mí, personalmente, esta irregularidad en la forma me gusta, le da un aspecto más casero.

12

Ingredientes:

200 g de chocolate para postres (mínimo 55% de cacao)

150 g de chocolate con leche

100 g de nata (un vasito pequeño)

1 a 4 cucharadas de brandy (dependiendo del gusto y si hay niños sin alcohol)

Cacao en polvo

.

En un cacillo ponemos  la nata a calentar, a fuego lento.

1

Cuando comience a templarse la leche añadimos el chocolate de postres troceado. Removemos para que se vaya deshaciendo.

3

Añadimos el chocolate con leche también troceado.

4

Una vez estén derretidos los chocolates añadimos el ron, yo le pongo las cuatro cucharadas. Removemos  un poco para que se mezcle bien.

5

Pasamos el chocolate fundido a un recipiente para que se enfríe.

6

Lo mejor es que tenga tapa para que al guardarlo en el frigorífico no tome ningún sabor de otras cosas que se tengan en él.

7

Una vez que se ha enfriado vamos a tomar porciones con una cuchara, no importa la forma que tenga, cada una de las trufas ha de ser diferente.

8

Las pasamos por cacao, que tendremos preparado en un bol. Las embadurnamos por todas partes.

9

Las vamos dejando en una fuente o un plato. Es mejor hacer las que se van a tomar en ese momento, recién embadurnadas es como mejor quedan.

10

Colocamos las trufas en una bandeja, fuente o plato, para presentarlas a la mesa.

11

Las trufas al llevar alcohol pueden durar muchos días, pero mejor no rebozarlas hasta el momento de consumirlas ya que el cacao sería absorbido por el chocolate, por la humedad que pueda generar. Y también hay guardarlas en un recipiente hermético para que no absorba otros aromas de otros productos que puedan estar en el frigorífico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *