Uvas en Almíbar

Es una receta que tenía en mi mente para hacerla, quería saber qué tal quedaría, por probarla, porque así ya tendría preparadas con antelación las uvas pensando en fin de año. Y es que comprar las que vienen en la lata, doce uvas, salían bien caras, y como siempre “total por un día y tan especial” …. Y la verdad es que el resultado ha sido muy bueno. Las preparé en septiembre y no las he abierto hasta este fin de semana pasado, quería comprobar el resultado pasados unos meses y merece la pena, sobre todo porque nos quitamos trabajo en esos días y es un gustazo comerlas peladas y sin pepitas, yo no soy capaz si no es así. No pongo cantidades porque se puede hacer o muchos o pocos, eso ya cada uno elige lo que necesita o quiera hacer. Por cierto, el consejo para despepitar las uvas. No pongo cantidades porque se puede hacer la que se quiera, solo influirá la cantidad de almíbar que se necesitará para cubrirlas.

10

Ingredientes:

Uvas

Almíbar (ver receta)

 

Lo primero es hacer el almíbar como indica la receta. Reservamos.

He encontrado estas uvas que ya vienen sin pepitas, son más caras, pero así no se destrozan las uvas y quedan perfectamente.

 1

Las separamos del racimo y las lavamos bien.

 2

Ponemos un cazo con agua al fuego, cuando rompa a hervir echamos las uvas con cuidado (no llenar el recipiente de agua, ya que luego al añadir las uvas rebosaría) y escaldamos las uvas para que la piel se quite con facilidad, que será en uno o dos minutos, en cuanto se vea que la piel se separa, sacarlas y enfriarlas con agua fría. Y lo podéis ver en las fotos con que facilidad se quita la piel.

 3

4

Una vez estén frías las uvas las pelamos.

 5

Cuando ya tenemos todo preparado, las vamos metiendo en los tarros, que queden bien prietas y con el menor espacio vacío posible.

 6

Llenamos los tarros con el almíbar bien caliente hasta cubrirlas totalmente, hay que procurar que no queden burbujas y tampoco espacios sin cubrir, para ello introducimos una varilla para que el líquido llegue a todas partes y romper las burbujas. Cerramos bien los tarros.

 7

8

Como podéis ver salen bastantes de uno de los botes, la idea es para fin de año, pero solas para tomar como postre son muy ricas o para añadir a una macedonia, o una tarta, …. tenéis muchas maneras para poder utilizarlas.

 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *