Almejas en Salsa

Las almejas en salsa pueden servirse como un entrante o como un aperitivo previo a una comida. Lo bueno es que las podemos encontrar durante todo el año en las pescaderías y, además, las hay congeladas con un precio más económico. Estas almejas en salsa no tienen ninguna complicación y se hacen en un pispas.

10

Ingredientes:

500 g de almejas

1 diente de ajo

2 guindillas de cayena

1 cucharada pequeña de harina

1 chorro de vino blanco

2 cucharadas pequeñas de perejil picado

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Es importante que estén depuradas a la hora de comprarlas, no obstante es conveniente ponerlas en agua salada para que terminen de echar la posible arenilla que puedan tener, aunque ya vienen muy limpias, pero no está de más asegurarnos, ya que una almeja con algo de arena puede arruinar el plato. Las dejaremos en el agua una o dos horas, y es posible que en el fondo hayan quedado posibles restos de arenilla.

1

En una sartén ponemos tres o cuatro cucharadas soperas de acite, añadimos los ajos picados y las guindillas, es optativo ponerlas si no os gusta el picante. En cuanto comiencen a dorar ligeramente añadimos la harina.

            2      3

Removemos bien para que la harina se cocine. A continuación incorporaremos las almejas escurridas del agua en la que las hemos tenido.

            4      5

Añadimos el perejil y el vino blanco, un chorro generoso. El vino que se ponga será el mismo del que luego vamos a tomar, un albariño, por ejemplo, está perfecto.

           6      7

A continuación tapamos las almejas y dejamos unos minutos, cuando comiecen a abrir retiramos la tapa y dejamos que terminen de abrirse. Podemos echar un poquito de sal, pero posiblemente no sea necesario, el agua y el sabor que va a soltar las almejas es más que suficiente, pero no obstante probar y ver si es necesario.

            8      9

 

 

Un comentario en “Almejas en Salsa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *