Empanadillas de Rape al Horno

Compré un rape, del que aproveché los huesos y la cabeza para hacer un caldo, pero como era un rape grande y la cabeza y la raspa tenían mucha carne decidí aprovecharla, sacando la carne de estas partes, para hacer unas ricas empanadillas. Siempre hay que sacar el máximo jugo a las cosas, y cuando se compra rape en el precio va también la cabeza, que yo creo es más grande que el cuerpo, y si no pesa más, casi, casi como el cuerpo. Las empanadillas se pueden hacer muy variadas, así que aprovechad que les gusta a todos para hacerlas diferentes.

 

 9

Ingredientes:

Restos del rape, si no comprad una colita o una rodaja grande

1 paquete de obleas para empanadillas

Medio pimiento rojo

Medio pimiento verde

1 cebolla grande

1 bote pequeño de tomate troceado

3 cucharadas de tomate triturado

1 huevo

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Azúcar

 

Aquí los restos del rape, que fueron para hacer un arroz, es uno de los pescados que más sabor dan a los caldos.

1

Sacamos toda la carne del rape. Si hemos comprado una colita o una rodaja la haremos al vapor simplemente, para que conserve mejor su sabor y sus vitaminas, o lo cocemos en un poco de agua y una pizca de sal unos cuatro minutos.

2

Ponemos una sartén al fuego con cinco cucharadas de aceite. Pelamos la cebolla, la picamos pequeño, la echamos a la sartén y la rehogamos. Mientras lavamos los pimientos, quitamos las semillas y los picamos como la cebolla, en trozos pequeños. Lo añadimos a la sartén. Rehogamos todo hasta que queden pochadas, es decir, blandas.

Abrimos la lata de tomate, este paso es fácil, y vertemos el contenido en la sartén.

3

Añadimos el tomate triturado y media cucharada pequeña rasa de sal, y casi lo mismo de azúcar, para quitarle la acidez al tomate. Rehogamos durante 15 a 20 minutos, hasta que quede sin el agua que tiene el tomate. Probar de sal.

4

Desmenuzamos la carne del rape y lo incorporamos al tomate. Removemos un par de minutos y dejamos enfriar un poco.

5

Encendemos el horno a 200ºC. Ponemos en la bandeja del horno papel de horno, que cubra toda la base. Sacamos las obleas y las vamos colocando, con su papel, sobre la encimera. Rellenamos con ayuda de una cuchara pequeña y vamos cerrando las empanadillas.

6

Terminamos de sellar los bordes con ayuda de un tenedor. Como se puede apreciar en la foto.

7

Echamos el huevo en una taza y lo batimos ligeramente. Untamos el huevo por encima de las empanadillas con una brocha.

8

Las colocamos encima del papel de horno, podemos dejarlas con su propio papel, podemos doblarlo para que quepan mejor, o bien ir poniendo dos empanadillas en cada papelillo. He descubierto que así se pueden manejar mejor y es más fácil de manejarlas y trasladarlas.

Metemos la bandeja con las empanadillas al horno, en la mitad de altura, y si tenemos la posición ventilador la ponemos. Dejar en el horno hasta que se doren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *