Salmón con Espinacas

Es un plato que se hace en muy poco tiempo, de 10 a 15 minutos, pero el resultado es realmente bueno. Además se puede hacer con cualquier otro pescado si el salmón no es de vuestro agrado, y al no llevar ni espinas ni piel, al estar troceado, se va a comer con mucha facilidad, sobre todo pensando en los niños y en las personas que no sean de comer pescado por las dichosas espinas (ya no tienen escusas). Las espinacas quedan tan ligeras y suaves que esta mezcla os va a encantar.

16

Ingredientes por persona:

Un ración de salmón (limpio de espinas y piel)

6 cubos de espinacas congeladas (cada porción son unos 40 a 45g)

1 cucharadas de aceite de oliva virgen

4 cucharadas de nata

Sal y pimienta negra

 

Para la salsa:

1 cucharada pequeña de mantequilla

1 cucharada pequeña de aceite de oliva virgen

4 cucharadas pequeñas de zumo de limón

Sal y pimienta

 

 

Ponemos a cocer las espinacas con un pizca de sal durante 6 minutos.

 1

Mientras se hacen las espinacas hacemos la salsa, ponemos una sartén pequeña al calor, con la mantequilla y el aceite, una vez que se haya fundido la mantequilla añadimos el zumo, removemos y salpimentamos. Reservamos.

 7

8

A continuación troceamos el salmón en dados y los salpimentamos. Después los salteamos ligeramente en una sartén con la mitad del aceite, que se doren por todas partes, pero no hacerlo mucho para que no se seque y mantenga la jugosidad.

9

Escurrimos las espinacas en un colador y las presionamos con ayuda de una cuchara para quitar el exceso de agua. Las troceamos con la ayuda de unas tijeras.

2

3 

4

En una sartén ponemos el resto del aceite y cuando esté caliente salteamos las espinacas.

5

Añadimos la nata y sazonamos con una pizca de sal, pero poca, ya que las acelgas ya tenían su sal.

 6

Ponemos las espinacas en el fondo del plato.

10

Encima el salmón.

11

Y, por último, daremos un ligero calentón a la salsa y se la pondremos por encima del pescado.

 13

Os dejo con dos presentaciones más, diferentes a la primera, de modo que podéis elegir la que más os guste. En la primera el salmón está sin piel, sin embargo en la segunda foto está con su piel, cosa que me parece genial dejarla por el omega 3 que contiene, a mi personalmente me gusta mucho, pero es que es realmente buena. Y como cosa anecdótica, os lo cuento por si no lo sabéis, se hacen hasta bolsos y cinturones con su piel.

14

15

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *