Rollo de Tortilla de Trigo con Pollo, Espinacas y Queso

Esta receta puede ser una cena rápida y buenísima, fácil de hacer y además tiene muchas cosas buenas. Se pueden tener los ingredientes preparados con antelación y así después no perder mucho tiempo en hacerlo. Seguro que repetís la receta. Ya tenéis otra receta de este tipo, Rollo de Tortilla de Trigo con Jamón de Pavo, Champiñón y Queso.

Ingredientes (por rollo):

1 tortilla de trigo

1 filete de pollo

2 rodajas de tomate

Un puñado de espinacas frescas

2 huevos

Queso rallado (al gusto en cantidad y del que os guste más)

Sal

Aceite de oliva virgen extra

En primer lugar vamos a ir haciendo el relleno del rollo. La sartén que vamos a utilizar será la misma durante todo el proceso, así se van aprovechando los jugos de cada ingrediente y además no ensuciamos muchos “cacharros”. Hay que procurar que la sartén también sea del mismo diámetro o tamaño que la tortilla de trigo. Se pueden utilizar dos sartenes al mismo tiempo si queréis hacer dos rollos, y como se mantienen muy calientes durante un buen rato, se pueden ir haciendo más sin temor a que se enfríen las que ya están hechas.

En una sartén ponemos un chorro pequeño de aceite, cuando esté caliente ponemos las rodajas de tomate con una pizca de sal y las hacemos por las dos partes. Reservamos.  

Mientras se va haciendo el tomate cortamos el filete en tiras y lo salpimentamos. Una vez retirado el tomate incorporamos el pollo, si vemos que no hay aceite le ponemos un pelín más. Vamos salteando el pollo por todas partes, una vez hecho lo reservamos.

Ahora salteamos ligeramente las espinacas y las retiramos.

Batimos los huevos con una pizca de sal. Ponemos un poco de aceite en la sartén y echamos el huevo batido. Sin remover el huevo ponemos encima las espinacas.

A continuación el tomate.

Después ponemos el pollo.

Y por último el queso rallado.

Colocamos la tortilla de trigo encima y presionamos con la palma de la mano para que así se adhiera la tortilla a la mezcla de huevo y demás ingredientes.

Cuando hayan pasado unos dos o tres minutos, damos la vuelta a la tortilla y doramos otros dos minutos por el otro lado, que se dore la tortilla de trigo un poco.

Sacamos a un plato y la enrollamos. Cortamos a la mitad con un cuchillo. Listo el plato para tomar con una cerveza bien fresquita o con lo que queráis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.