Tortilla de Pisto con Pollo Asado

Las tortillas de huevos son una delicia, pero podemos hacer que una simple tortilla se convierta en un plato más contundente, y por supuesto rico. Esta tortilla de pisto lo es, y es perfectamente un plato completo, con una ensalada que la acompañe se tiene todo lo que se necesita para obtener una comida ligera, fácil y rápida de hacer. Cuando hemos hecho un pollo asado a veces nos suele sobrar, de ahí que haya ideado esta receta, tenía ambos, el pisto con calabacín y el pollo, así que lo hice y resultó muy buena idea. Os pongo en los ingredientes las dos recetas de pisto, con o sin calabacín, para que optéis por el que más os guste.

Ingredientes:

Pisto (ver receta)

Pisto con calabacín (ver receta)

Pollo asado

Huevos

Aceite de oliva

Una vez preparado el pisto añadimos el pollo limpio y en tiras, que lo cortamos con las manos mismamente.

Para una tortilla de dos huevos: ponemos una sartén pequeña con aceite al fuego.

Una vez esté caliente añadimos una cantidad de la mezcla, al gusto, pero como unas tres o cuatro cucharadas.

Batimos los huevos, ligeramente, y los echamos por encima.

Dejamos que se vaya cuajando lentamente.

Y le damos la vuelta con ayuda de un plato, es decir, ponemos el plato sobre la sartén y sujetando el plato con la palma de una mano, haciendo presión hacia la sartén y la otra en el mango de la sartén, giramos rápidamente, la tortilla quedaría en el plato, de forma que volvemos a poner la tortilla en la sartén pero ya por el otro lado, deslizándola suavemente. Dejamos que se cuaje por ese otro lado. Ya cada uno la hará más o menos cuajada. Incluso se puede hacer como si fuera un revuelto.

Lista para comer. Es un plato que se puede llevar al trabajo, o tenerla preparada con antelación y luego calentarla en el m.o. en ambos casos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.