Berberechos al Ajillo

Este entrante queda muy rico, además de sorprender a todos, ya que no es muy corriente encontrarse con estos moluscos en esta preparación. Se pueden hacer con la concha, pero no es que sea yo muy señorita, sino que es mucho mejor, más cómodo y más limpio ponerlos sin su concha, los comensales no tienen que mancharse los dedos y además no se aguachirla el plato con el agua que sueltan. Así que, cada cual que elija cómo hacerlo, pero no me digáis que no quedan de 10 estos berberechos al ajillo, solo con verlos invita a pinchar unos pocos y saborearlos.

Ingredientes:

130 g de berberechos (ya cocidos y sin su concha)

Aceite de oliva virgen extra

Ajos

Guindilla cayena

Sal

 

El caldo de cocer los berberechos podéis guardarlo para otra preparación, paella, pescado, … etc.

Una vez cocidos los berberechos los quitamos de su concha y reservamos. Se puede tener ya hecho este paso con antelación, para luego hacerlo en el momento en el que se vayan a consumir.

Ponemos un buen chorro de aceite en la cazuela de barro, pelamos y laminamos unos dientes de ajo, la cantidad al gusto, así como la cantidad de guindilla. Lo ponemos al fuego y dejamos que se doren lentamente, los ajos no deben de quemarse o dorarse demasiado porque luego no saben bien.

Cuando estén dorados los ajos añadimos los berberechos, ponemos un poco de sal por encima, removemos un par de minutos, ya que están cocidos y servimos imediatamente.

Deben de ir tapados a la mesa y destaparlos ahí mismo, que se vean humeantes y bien calientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.