Mejillones en Salsa

Los mejillones al vapor son un bocado delicioso, por lo menos a mí me lo parece, no necesitan de ningún otro ingrediente, que lo único que hacen es tapar ese sabor que tiene, su propio sabor es más que suficiente. Pero eso no quita que a muchos, y a mí también,  además les gusta comerlos en salsa, y esta es una receta clásica de mejillones en salsa. Esta receta se puede hacer más o menos picante, o sin poner picante, al gusto de cada uno. Hay otra receta de mejillones en salsa en el blog, Mejillones al Vapor con Salsa Alioli, que es también muy rica, y que no es picante, a mí me encanta.

Ingredientes:

1 kilo de mejillones

1 cebolla tierna roja y pequeña

2 cebolletas (o cebollinos, así pone en el manojo que compré)

1 diente de ajo

1/2 vasito pequeño de vino blanco

1 cucharada rasa de harina

1/2 cucharadita de pimentón dulce (se puede poner del picante o de ambos)

2 guindillas cayena

1 hoja de laurel

2 cucharaditas de tomate frito

Aceite de oliva virgen extra

Caldo de cocer los mejillones

Sal

Cocemos los mejillones y reservamos. Picamos las verduras.

Ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite. Cuando esté caliente incorporamos las verduras. Dejamos que se hagan lentamente durante unos minutos.

Ponemos las guindillas. Yo he puesto una grande y otra más pequeña, que luego la batiré.

Añadimos la harina y el pimentón y rehogamos rápidamente.

Inmediatamente añadimos el vino y volvemos a rehogar, dejando que cueza un poco para que se evapore el alcohol.

Echamos dos o tres cacillos del caldo de la cocción de los mejillones.

Ponemos el tomate y removemos. Dejamos cocer unos cinco minutos, probamos de sal (el caldo ya tiene su sal natural de los mejillones) y rectificamos.

Quitamos la hoja de laurel y la guindilla grande. Ponemos todo en el vaso de la batidora y batimos bien.

Volvemos a echar la salsa resultante en la sartén. Comprobamos como esta de espesor y ponemos más caldo si vemos que ha espesado más de lo que se quiere.

Volvemos a poner la guindilla y la hoja de laurel que habíamos retirado al ir a batirlo.

Incorporamos los mejillones, con una de las valvas de su concha (se pueden hacer sin la concha, pero de esta manera la valva que dejamos nos sirve como una especie de cuchara y utilizarla para coger salsa). Dejamos cocer un par de minutos más y listo. Se pueden hacer con antelación y así tenerlos ya hechos.

1 comentario en “Mejillones en Salsa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.