Macedonia de Piña

Comer fruta es un lujo, y en España podemos hacerlo, sin pensar, o sin darnos cuenta realmente, en lo barato y en la cantidad de frutas que hay, es todo un lujo, amén de lo sano y bueno que es para el organismo. Ya sea verano o invierno podemos encontrar en los mercados casi de todo, excepto aquellas frutas que realmente son de temporada y no hay otra que aprovecharse en esa época, además de otras frutas que nos vienen de fuera y que son realmente muy ricas. La fruta tiene que estar presente todos los días en nuestra mesa y si encima esta fruta nos la dan pelada y con una presentación que con verla se nos hace la boca agua, no podemos hacer otra cosa que disfrutarla.

4

Ingredientes:
1 piña
mango
mandarina
melón
plátano (zumo de limón)

 

En esta macedonia se utiliza la misma piña como recipiente. He utilizado estas frutas, pero podemos optar por otras diferentes de temporada, o añadiéndolas a las ya dichas, como fresas, kiwi, …, para darle otro colorido.

Primero os voy a enseñar cómo hacerlo, es fácil. Partimos la piña, con sus hojas incluidas, por la mitad.

1

Vaciamos con ayuda de un cuchillo toda la carne de la piña. Eliminamos el tronco y la troceáis del tamaño que más os guste.

2

Trocear el resto de la fruta del mismo tamaño. Las mandarinas las pondremos en gajos y quitaremos la piel. A los plátanos hay que pasarlos antes por un poco de zumo de limón para que no se pongan oscuros. Se puede añadir licor al gusto o almíbar, o una mezcla de ambos.

3

 

5 comentarios en “Macedonia de Piña

  1. Me gusta la combinación de ingredientes. En casa, al igual que tu, se usaba piña y banano. El tercer y cuarto ingrediente eran gajos de naranja y se la rociaba con jugo de naranja, de lima y azúcar, bien mezclados. Y se la dejaba tomar sabor mientra enfriaba. El jugo resultante era una delicia que usualmente servia para empapar con él un bizcochuelo.

    Claro que no se servía en una forma tan elegante como lo haces tu 🙂

    1. Las macedonias me gustan mucho, y por supuesto que cuando las hago para nosotros es en una fuente, con zumo de naranja (y de limón primero para las frutas que se oscurecen), almíbar y un poquito de licor de naranja, que le da un toque muy bueno, pero si es un día especial y entonces si que la presento así.

  2. Se me ocurre ahora que si se la hornea en un molde del tipo rectangular, como los de pan, se pueden cortar tajadas y poner una o dos en cada plato, mojarlas (bien mojadas) con el jugo o salsa de la macedonia y añadir ésta arriba. Muy solo en familia, pero rico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *