Tarta de Requesón y Galleta (sin Horno)

Tartas de queso hay muchas, se pueden hacer con diferentes ingredientes, con diferentes quesos, pueden hacerse en el horno o bien en frío, ésta es una de ellas, qué os voy a decir, que no está buena, eso no puede ser, soy como los vendedores que siempre dicen que lo que venden es genial y buenísimo. Pero esta vez es verdad, con que se ponga un poco de cariño en la tarta saldrá muy rica, es tan sencilla y sin ninguna complicación, así que sería imposible que no os salga buena. La tarta la podemos presentar sin ponerle una cobertura de mermelada, pero este ingrediente además de darle vistosidad combina a las mil maravillas, eso sí, se puede poner la mermelada que más guste.

20

Ingredientes:
400 g de requesón
400 ml de nata para montar
100 g de azúcar
2 sobres de cuajada
300 g de galletas (la que os gusten más)
120 g de mantequilla
250 g de mermelada de frutos rojos
3 hojas de gelatina

 

En primer lugar ponemos en la base del molde papel de horno, de esta forma nos va a ser mucho más fácil cuando la pasemos a una bandeja.

1

A continuación molemos las galletas, yo en mi caso las he molido con la thermomix, pero se puede moler con la batidora, o con el mortero, e incluso poniéndolas en una bolsa y golpeándolas con el rodillo o el culo de un cazo pequeño. Así mismo decir que las galletas que he utilizado son de las de avena, personalmente me encantan, y además son más sanas.

Ponemos las galletas molidas en un bol. Derretimos la mantequilla en el microondas o al fuego y la echamos a las galletas.

2

Mezclamos ambas cosas y lo pasamos al molde. Extendemos la masa de galleta por toda la base, presionando con la palma de la mano.

3

Guardamos en la nevera durante un par de horas más o menos.

4

Cuando ya esté casi la masa comenzamos a preparar el relleno de la tarta de queso.
Ponemos en una jarra o vaso batidor grande el queso.

5

También incorporamos el azúcar. La he molido para que así a la hora de mezclar con el resto de los ingredientes sea mucho más rápido de disolver.

6

Ésta es la cuajada que hay que utilizar, una que viene en sobres para hacer cuajada, no los envases que ya está la cuajada hecha.

7

En un cazo ponemos la mitad de la nata, y lo ponemos a fuego medio.

8

La otra mitad de la nata la ponemos en un bol y añadimos los dos sobres de cuajada. Mezclamos bien con las varillas. Hay que seguir las instrucciones del fabricante, sin embargo os cuento cómo se hace, según las instrucciones de este fabricante.

9

Cuando la nata rompa a hervir echamos la nata con la cuajada, sin dejar de remover durante todo del proceso, una vez que vuelva a romper a hervir retiramos y dejamos fuera del fuego medio minuto, pero seguimos removiendo.

10

Volvemos a poner al fuego y cuando rompa a hervir otra vez retiramos. Siempre hay que estar removiendo, sino se puede agarrar la nata en el fondo del cazo.

11

Echamos la nata a la jarra.

12

Batimos muy bien, que se mezclen bien todos los ingredientes y quede una masa de queso fina.

13

Volcamos sobre la base de galletas, extendemos bien. Notaremos que ya está bastante espeso, así que podemos golpear el molde contra la encimera para que se asiente toda la superficie por igual.

14

Metemos a la nevera otro par de horas.

15

La capa de mermelada puede ser más o menos gruesa, si os gusta más gruesa le ponéis más cantidad, pero también hay que poner más gelatina. La gelatina la ponemos en un bol o un tazón con agua fría. Echamos la mermelada en un recipiente pequeño, si la mermelada es muy espesa, como es el caso, añadimos una cucharada de agua y la ponemos a fuego medio. Hay que estar removiendo la mezcla. Cuando esté a punto de hervir añadimos la gelatina bien escurrida de agua y, sin dejar de remover, dejamos que se disuelva completamente durante un par de minutos. Retiramos y dejamos que se enfríe un poco.

16

A continuación vertemos la mermelada sobre la tarta de queso, cubriéndola bien por todas partes. Volvemos a llevar la tarta a la nevera para que termine de cuajar la mermelada. Es mejor dejarla un día entero en la nevera para comerla al día siguiente, además de esta forma nos quitamos trabajo por si vienen invitados no tener que pensar en el postre. La mermelada se puede batir si no se quieren encontrar trozos de la fruta de la que se haya elegido.

17

18

Desmoldar la tarta, poniéndola en una fuente y servir. Podemos presentarla con un dibujo hecho con azúcar glas. En esta ocasión un dibujo del yin y el yang, son simples manualidades. Hay que dejar que esté bien cuajada y fría la superficie, sino la humedad irá absorbiendo el azúcar glas.

19

2 comentarios en “Tarta de Requesón y Galleta (sin Horno)

  1. Me gusta. Usualmente esas bases las hago con galletas María. Las de avena deben ser mas sabrosas, pero por desgracia me caen mal.

    Cuajada no la hay por estos lados lo cual, por mucho tiempo, me impidió hacer la torta tres chocolates. Al final inventé usar un polvo para hacer helados que resultó ser la solución. Imagino también en este caso servirá, si es que encuentro porque es importado de Uruguay 🙁 🙂 Si lo consigo, te cuento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *