Patatas con Roquefort

Estas patatas se pueden hacer también con otro queso de este tipo, por ejemplo el queso azul que es más suave, o un queso picón, y, como no, con nuestro queso cabrales tan rico. Es un aperitivo muy bueno, siempre que a los comensales les guste el queso, y sobre todo de este tipo.

 

8

 

Ingredientes:

2 a 3 patatas, dependiendo del tamaño

1 cuña de queso de Roquefort

Aceite de oliva virgen extra

Sal

 

Pelamos, lavamos y cortamos en dados las patatas.

 

En una sartén ponemos aceite, ha de ser en abundancia ya que las patatas deben de estar cubiertas casi en su totalidad. Se han de hacer despacio, para que queden bien tiernas por dentro, si el aceite está muy caliente se dorarían por fuera pero no estarían hechas por dentro. Las vamos removiendo con cuidado de vez en cuando.

 1

Una vez tiernas, las pasamos a otra sartén sin aceite, bien escurridas, o bien escurrimos las patatas, quitando el aceite y en esa misma sartén, ya sin aceite, se pueden volver a poner. El motivo es para dorarlas simplemente, y vuelvo a repetir, sin aceite. De esta forma os van a quedar muy tiernas por dentro y doradas por fuera. En este proceso hay que ir girándolas a menudo y estar muy pendientes de ellas para que se doren bien (en la foto de portada o en la última se puede apreciar el dorado que tienen las patatas).

 2

Abrimos la cuña de queso, que previamente ya lo tendremos fuera del frigorífico para que no esté frío.

 3

4

Mientras se hacen las patatas deshacemos el queso en una sartén, removiendo continuamente, y mejor troceado porque así se deshace antes.

5

Podemos sazonar las patatas con una pizca de sal, pero pienso que ya el queso le va a dar ese toque de sazón y no es necesario añadirle más. Echamos el queso derretido por encima de las patatas.

7

Removemos ligeramente para que se mezcle un poco con las patatas y servimos inmediatamente.

6

2 comentarios en “Patatas con Roquefort

    1. Te las recomiendo. Las ha hecho ya otra compañera de otro grupo y le ha encantado. A ver si paso su comentario aquí, ella suele enviarme un correo, como algunas personas más, pero creo que es mejor dejarlo aquí para que todos veáis que se opina sobre la receta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *