El Kéfir

Os dejo con este enlace a un reportaje que hice “Especial Kéfir”, en el que no sólo hay una gran recopilación de recetas y consejos sobre el kéfir, de los foreros de Chefuri que estaba en esa época, sino también  un escrito sobre lo que es el kéfir, está al final de las aportaciones de los foreros. Ya hace unos cuantos años de esto, y recuerdo que hacíamos pruebas con el kéfir de todo tipo, le sometíamos a duras pruebas y salía siempre como un campeón. Ahora os dejo con unas normas a seguir y, a continuación, con el paso a paso de cómo hay que hacer el kéfir cuando tenemos los nódulos en casa.

10

Hay que procurar seguir estas normas para tener la seguridad de que se está haciendo bien y no dañar al kéfir.

1. Utilizar como materiales el cristal, el plástico y el acero inoxidable.

2. Dependiendo de la zona se podrá utilizar el agua del grifo, pero mejor agua envasada o tener agua en una jarra del día anterior, para que el cloro no le afecte.

3. Ha de estar en un lugar oscuro, en la despensa por ejemplo, mientras se está haciendo el yogur de kéfir.

4. No meterlo en la nevera para hacer el kéfir.

5. Se puede utilizar leche entera y semidesnatada. La desnatada no queda bien, ya que no tiene suficiente grasa. Sin embargo con la leche entera queda más espeso, cremoso y con un sabor más suave.

6. No se puede utilizar leche de soja o de cualquiera de este tipo, aunque siempre podéis probar.

7. Si queréis descansar por unos pocos días, un fin de semana o incluso algo más, dejad el kéfir con la leche en la nevera, cuando queráis retomar de nuevo el beberlo, sólo habrá que lavarlo y comenzar de nuevo.

8. Se puede congelar, esto se hará para cuando los períodos sean mucho más largos, o queráis guardar para tener de repuesto, o para tener guardado y dar a otras personas. Se tendrá en un frasco o botella con leche. Una vez que se saque se dejará descongelar dentro de la nevera. A continuación se lavará con agua templada y se pondrá en la leche. Este primer yogur se desechará y ya se comenzará como se hace habitualmente.

9. No hace falta lavar el tarro cada día, ni tampoco el kéfir, simplemente se colará y se volverá a poner en el mismo tarro. Se lavará una vez a la semana, o cada 5 o 6 días, al gusto, es entonces cuando se lavará el tarro.

10. La cantidad de leche-kéfir es al gusto, pero ha de ser proporcionada, si se pone mucho kéfir y poca leche éste saldrá muy fuerte de sabor, al contrario quedaría muy líquido. Más o menos la proporción será, para mi gusto, una taza no llena de leche por una cucharada rasa de kéfir. Aunque vosotros mismos iréis controlando vuestra proporción. Se puede hacer para mayores cantidades, solo se necesita un frasco mayor y el kéfir para esa cantidad de leche. Ha de quedar un espacio para que pueda respirar, no puede estar el frasco hasta el borde de leche.

11. Se ha de tomar cada 24 horas, la hora del día es al gusto de cada uno, por la mañana o después de comer, por la tarde o por la noche, e incluso se puede guardar para tomar más tarde, pero lo mejor es tomarlo según se cuela, tener una rutina y hacerlo siempre igual.

12. El kéfir va creciendo, así que hay que ir retirando nódulos para tener siempre la cantidad justa. O bien se van guardando o se tiran.

13. Además de ir creciendo en cantidad también va creciendo en tamaño, a mí personalmente me gusta que los nódulos sean pequeños, ya que queda el sabor más suave, de modo que voy desechando los grandes cada semana.

Y ahora os dejo con las fotos del paso a paso, pienso que una imagen vale más que muchas explicaciones, además ya os he dicho todo lo referente a como mantener y cuidar el kéfir. Si tenéis alguna duda me lo decís en los comentarios y si son cosas nuevas las iré añadiendo.

Hechamos el kéfir ya hecho en un colador que estará sobre una taza.

1

Con ayuda de una cuchara vamos removiendo con suavidad para que vaya cayendo el yogur, e incluso podemos presionar ligeramente.

2

3

Volvemos a poner el kéfir en el tarro.

4

Echamos la leche, siempre la cantidad que se vaya a tomar y no llenando el tarro.

5

Tapamos, guardamos en lugar oscuro, en la repisa de un mueble o en la despensa, y ya está listo para la siguiente toma.

6

Ya tenemos el yogur kefiriado listo para tomar, yo no lo endulzo, pero se puede poner azúcar o cualquier otro endulzante una vez colado. Remover antes de tomarlo.

7

Cada semana los lavamos, ambas cosas el kéfir y el recipiente, como ya he dicho anteriormente, y comenzamos de nuevo con el proceso, hay que escurrirlo bien.

11

También iremos quitando los nódulos más grandes dejando los pequeños, para que no salga tan fuerte de sabor, y así vamos manteniendo la misma cantidad de kéfir en el frasco.

12

Como véis se llena de leche sólo hasta la mitad del recipiente o un poco más.

13

14

6 comentarios en “El Kéfir

    1. Es algo bueno, pero te tiene que gustar el yogur. Normalmente se regala, es decir, como va creciendo se va guardando para cuando alguien te pide. Yo así lo hago, pero esta vez sólo a quien se la pueda dar en mano, ya no hago envíos, hace mucho que lo hacía pero ya no. Así que si quieres quedamos.

  1. Epa, que los nódulos no se botan. Sirven como abono para las plantas

    Y no vas a poner como se hace el de agua y el dato de la herboristeria en cuya web está la información acerca de las personas que donan kéfir? Mejor lo haces, si no quieres que te acribillen a preguntas 🙂 Me hiciste recordar una época que para mi fue muy agradable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *