Berenjenas de Almagro

Es tiempo de berenjenas y las muy famosas berenjenas de Almagro son una delicia. Posiblemente no a todo el mundo les gusten, pero creo que son pocas las personas que entran en este grupo. He aprendido a hacerlas gracias a Aurora, vecina, amiga y alumna, ya tenía yo ganas de saber cómo se hacían. Hoy os dejo con esta receta que aunque no lo parezca no es muy complicada, teniendo los ingredientes necesarios para hacerla es más que suficiente, después sólo hay que seguir las instrucciones del paso a paso. Ya hay varias personas que las han probado, así que espero que sean ellos los que os digan qué les han parecido mis berenjenas.

 21

Ingredientes por cada kilo de berenjenas:

1/2 cabeza de ajos

Hinojo (rama y flor)

1 hoja de laurel (optativo)

1 cucharada de pimentón

1/2 cucharadita de comino molido

1 cucharadita de comino entero

1 vasito de aceite de oliva virgen

1 vaso de vinagre

2 cucharadas de sal

Pimiento rojo fresco, o asado, o guindilla … (optativo)

Tomates maduros

 

Lo primero es ir al campo a por el hinojo, lo tenemos muy cerca, por caminos rurales, al borde de carreteras secundarias … se puede conseguir fácilmente. En internet tenéis muchas imágenes de esta planta para aquellos que no la conozcan.

Una vez que la tenemos en casa cortaremos el tallo como podéis ver en la foto, los lavamos bien, y también lavamos unas cuantas flores de hinojo. Como se puede observar el corte de las ramas es en diagonal, para que así se pueda introducir con más facilidad en la berenjena.

 1

A continuación toca el turno de preparar las berenjenas, para ello cortaremos las puntas de la piel que la recubre, así como el tronco, para que no sea demasiado largo.

2

3

Hacemos un corte por la parte superior de las berenjenas.

 4

Le metemos un trozo de pimiento (es optativo, yo personalmente a unas se lo puse y a otras no, así había para todos los gustos). Después le introducimos la rama del hinojo.

 5

6

Las introducimos en la olla, ésta ha de ser lo suficientemente grande para que quepan holgadamente y no lleguen al borde, ha de dejarse un espacio. Vamos añadiendo el resto de ingredientes (laurel, ajos, cominos, pimentón, aceite, vinagre, sal, hinojo). Los ajos hay que dejarlos con piel y darles un corte por la mitad.

7

Cubrimos con agua, podemos observar que las berenjenas flotan, si las empujamos con una cuchara se puede ver como se hunden, así que hay que poner el agua justo que las cubra.

 8

Lavamos los tomates y hacemos rodajas. Esto es para cubrir las berenjenas, de esta forma quedan sumergidas en el agua y no se hace espuma, creo que se dice también que es para que no se forme la nata del vinagre, y para que no se pongan negras. Así que cubriremos poco a poco, totalmente las berenjenas. Se puede apreciar en ambas fotos como al cubrir con el tomate las berenjenas quedan sumergidas bajo las rodajas.

10

11

Tapamos y dejamos desde que comience a cocer 4 minutos, todo dependerá del tamaño de las berenjenas, si son muy pequeñas menos tiempo, bajamos el fuego al mínimo para que se hagan lentamente. Apagamos, retiramos y dejamos que se enfríen en la misma cacerola.

 12

13

14

Retiramos las rodajas de tomate con cuidado y se tiran, posiblemente que se podría hacer algo con él, para una salsa con todo el sabor de este adobo, no sé, no he probado a hacer nada, así que yo lo tiro.

15

Lavamos bien los botes (yo los meto en el lavavajillas, e inmediatamente los utilizo para embotar), y vamos metiendo las berenjenas hasta el borde.

 16

Le añadimos el caldo hasta que las cubra, y comprobamos que no haya burbujas ni ningún espacio sin cubrir, para ello introducimos una varilla o un cuchillo y rompemos las burbujas y bolsas de aire.

 17

18

Cerramos bien los botes y guardamos. Si se va a consumir en poco tiempo porque hemos hecho poca cantidad, no es necesario poner los botes a hervir, sino hervirlos para que se mantengan por más tiempo.

 19

Estas son las berenjenas que dicho sea están muy ricas.

20

11 comentarios en “Berenjenas de Almagro

  1. Resueltamente, ¡no! No las podré hacer, a menos que me mude de país y no creas que en estos momentos no tengo ganas. Ni en las carreteras hay hinojo ni tampooco hay berenjenas de Almagro.

    De hecho tuve que pedir imagen en Google a ver de que se trataba. Pero, si saben cono una berenjena común y corriente, , me parece que la receta es excelente.

    1. Son como las berenjenas normales y corrientes pero en pequeño. Quizás podrías hacerlas con berenjena normal, las troceas y haces los mismos pasos, posiblemente que las tendrás que poner menos tiempo, es cuestión de probar, pero yo probaría aunque fuera con poca cantidad. Ya lo del hinojo …., eso si que es necesario para darle ese sabor tan típico, a lo mejor en herbolarios encuentras algo.

      1. Decir solo una cosa más, hay varias formas de hacerlas, ésta es una de ellas. Cocerlas aparte y después añadirle el aliño, e incluso me han dado otra de hacerlas al vapor, pero las iré haciendo poco a poco. Ya se sabe que en cada casa se hacen de una forma diferente, lo digo porque esta mañana me ha dicho una alumna que ella es manchega y no las había visto nunca hacer así, pero no obstante le ha mandado la receta a su cuñada para que la vea (creo que me dijo su cuñada, da igual, jajaja). Siempre hay que probar, luego cada uno pone, quita, cambia, más o menos tiempo, … pero estas berenjenas están muy ricas. Ya para la próxima haré otras recetas, que ahora me están dando muchas, que si yo las hago, que si mi madre las hace, …. ¡¡¡Me cachis!!!, y mira que llevaba tiempo detrás de ellas.

  2. Puedo probar a hacer las berenjenas con hojitas de hinojo seco. O comprar un bulbo y cocinarlo con ellas. O poner un par de semillitas de anís dulce, porque es a eso a lo que sabe el hinojo. Lo que no puedo es salir a recoger hojas y tallos en la carretera 😀

    Por otro lado, un país cuyo extremo sur casi roza el ecuador y el lado norte está mas o menos a 12º de latitud, comprenderás que no tenemos estaciones. Pero si temporadas, que se rigen por los meses de lluvia y de sequía. Claro que en los últimos 60 años o algo asi, con las represas y los sistemas de regadío, ya no es tan rígido eso de que la temporada del mango es en junio y la del maíz tierno entre junio y septiembre. Pero, en todo caso, no hay temporada para las berenjenas. Las hay todo el año. Y me gustan mucho!

    Has hecho alguna vez el pollo con anis estrellado, al estilo chino?

    1. Tienes razón, a veces no es lo mismo aquí en España que en otros lados, la suerte es que tenéis berenjenas todo el año y otras ventajas que no tenemos, nosotros también tenemos berenjenas todo el año, si no son nacionales vienen de fuera, como pasa con casi el resto de las cosas, hoy por hoy podemos encontrar de todo, eso sí con diferencia de precios, no es lo mismo si es de temporada o no. Prueba a ver qué tal, posiblemente el sabor no sea el mismo, pero incluso aquí no lo es ya que cada persona lo hace de una forma diferente, pero si parecido, además puedes conseguir una nueva receta que puede estar tan rica como esta. Ya me cuentas si al final la haces. Y no, no he hecho el pollo así.

  3. Llevo años haciendolas, a mi marido le encantan. La receta de mi madre consiste en cocerlas antes con agua,sal, una guindilla y un tomate(que sirve de antioxidante natural,para que no se oscurezcan)y despues añado el aliño con ajos machacados,cominos, alcarabea,pimenton, vinagre, aceite,hinojo(que por cierto si alguien no lo consigue yo pienso que no debe quedarse con las ganas de hacerlas porque alguna vez por mi mala cabeza no lo he puesto y tampoco pasa nada)y si os gustan picantes, un poco de cayena,esperais unos dias a que tomen bien el aliño ,y a comerlas

    1. Gracias por dejar este comentario, me alegra mucho cuando me decís que os ha salido bien y os ha gustado. Un saludo y espero que hagas más recetas, seguro que sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *