Mermelada de Nísperos y Pera

Estamos en la temporada de nísperos, así que os dejo con esta receta de mermelada hecha con este fruto. Yo le he añadido peras, pero se puede hacer sólo con níspero. Una mermelada preparada en casa no tiene nada que ver con las que se compran, si que es verdad que lleva su trabajo, pero la recompensa es grande. En fin, yo os propongo que la hagáis y que luego decidáis si ha merecido la pena o no, no me seáis vagos, la cocina lleva su tiempo, pero esto ocurre en todas las recetas, y  ya sabemos que luego se comen en un santiamén, pero a que merece la pena? ….. pues sí.

Ingredientes:

760 g de nísperos (limpios de piel y semillas)

380 g de peras (limpia y sin semilla)

1 kg de azúcar

 

Una vez que los nísperos estén limpios de piel y semillas, los colocamos en un bol.

Los cubrimos con el azúcar y removemos para mezclar ambos. Mientras vamos pelando las peras y quitaremos las semillas.

Las troceamos y las añadimos al bol. Mezclando ambas frutas.

Tapamos con una tapa o con film transparente.

Las dejamos hasta que el azúcar se haya disuelto totalmente.

Las pasamos a una cazuela y la ponemos al fuego, que vaya cociendo lentamente.

Dejamos cocer unos 30 minutos. Batimos con la batidora, dejando la textura que más os guste, con más trocitos de fruta o más triturada.

Seguimos que siga el proceso de cocción hasta que vaya espesando y consumiendo el jugo o caldillo que tiene.

Cuando pongamos una pequeña cantidad en un plato y veamos que la mermelada le cuesta unirse al hacerle con la cuchara una brecha en medio, o que la mermelada al inclinar el plato se desliza lentamente, es que está ya lista para ser retirada del fuego, ya que luego al enfriar se espesará algo más.

A continuación iremos rellenando los botes, previamente bien limpios, os aconsejo que los pongáis en el lavavajillas, se rellenan hasta arriba, con la mermelada bien caliente. Los cerramos muy bien con sus respectivas tapas y los volteamos con la tapa hacia abajo. Es una manera de que hagan el vacío y no sea necesario cocerlos. Han salido tres tarros de mermelada.

Éste método hace que la mermelada dure un par de meses fuera de la nevera. Yo si hago pocos los guardo en la nevera, si hago más los meto en el congelador, así se conservan por más tiempo. Si queréis podéis hacer el método de cocer los tarros una vez rellenados, es una forma de que duren aún más. Una vez abiertos hay que consumirlos en un breve período de tiempo ya que no llevan conservantes, es una cosa buena, pero algo que hay que tener en cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.