Rosquillas de Cacao en la Thermomix

Hoy vamos a hacer unas rosquillas de cacao, que son muy parecidas a las normales en su elaboración. Así que a los que les guste el chocolate están de suerte, seguro que las van a repetir más veces porque se las van a pedir. Hice unas pocas con perlas de chocolate, pero no salió muy bien, ya que el chocolate de las pepitas se fundía con el calor del aceite y no quedaron bien. Lo comento, por si os da la idea de hacerlas, porque así sabéis lo que pasa. Sólo me queda comentaros que para aquellos que no tengáis la thermomix no pasa nada, se pueden hacer igual, lo único que esta máquina pulveriza muy bien todo. Además luego hago mucha cantidad que no cabe en el vaso de este aparato y he de hacerlo en otro utensilio, para mezclar bien todos los ingredientes.

Ingredientes:

1 kg de harina

80 g de cacao puro en polvo

300 de azúcar

150 g de leche

4 huevos

150 g de aceite de girasol

Ralladura y zumo de una naranja

Ralladura de un limón

1 cucharadita de anises

1 trozo pequeño de anís estrellado

6 cucharadas de anís

1 sobre de levadura en polvo

2 sobres dobles de gaseosas

Ponemos en el vaso de la thermomix el azúcar con los anises y lo molemos bien.

Incorporamos un poco de harina y mezclamos.

Añadimos las cáscaras de los cítricos. Molemos bien hasta que no quede nada de la piel de la naranja y del limón.

Como podéis ver yo ya lo pongo todo lo preparado anteriormente en un recipiente para seguir haciendo la masa.

Echamos la leche.

El aceite, el anís y el zumo de la naranja y mezclamos con unas varillas.

Cascamos los huevos y los añadimos.

Añadimos las gaseosas y la levadura en polvo. Mezclamos.

Comenzamos a incorporar la harina poco a poco.

Cuando llevemos la mitad de harina, más o menos, ponemos el cacao y seguimos mezclando.

Seguimos incorporando la harina hasta que quede una masa fina, no demasiado compacta. Dejamos reposar un poco. Seguramente que ya lo tendremos que hacer con la mano, según veamos qué es mejor a la hora de ir haciendo la mezcla.

Ponemos una sartén a la lumbre con bastante aceite de girasol. Vamos haciendo las rosquillas. Para ello tomamos una porción y luego le hacemos un agujero en el centro. Podéis observar que tengo al lado un cuenco con aceite, así voy untándome las manos y no se pegue la masa.

Cuando el aceite esté caliente las vamos echando con cuidado.

Vamos friendo por tandas, que pasamos a un plato con papel absorbente una vez fritas.

A continuación las vamos pasando por azúcar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.