Tarta de Queso Fresco (al Horno)

Es un postre muy rico, para consumir en cualquier momento e ideal para los niños y para quien tenga que tomar un aporte de calcio. A quienes les guste el queso les va a gustar mucho, y a quienes no les guste que lo prueben, porque a lo mejor les sorprende. Al llevar queso fresco, que tiene menos potencia de sabor a queso, más el resto de ingredientes, hace que tenga un sabor suave.

Ingredientes:

  • 500 g de queso fresco (tipo requesón o de burgos, por ejemplo)
  • 4 huevos
  • 1 yogur natural 
  • 150 g de azúcar
  • Ralladura de una lima (o de medio limón)
  • 1 cucharada sopera de harina

 

Ponemos en la batidora el azúcar con los huevos y batimos.

Añadimos el queso troceado.

Incorporamos la ralladura y batimos.

Echamos la cucharada de harina y volvemos a batir.

Volcamos la mezcla en un molde. Yo esta vez he elegido uno de corona.

Metemos al horno durante una media hora. El horno estará encendido previamente a 190ºC para que esté caliente a la hora de hornearlo. Antes de sacarlo comprobar que está hecho pinchando con un palo de brocheta, si ésta sale limpia es que está listo.

Dejamos que enfría para poder desmoldarlo. Pasar un cuchillo romo por todo el lateral entre el molde y la tarta, así saldrá con mayor facilidad.

Cortar en porciones al gusto de cantidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.