Trenza de Hojaldre con Mermelada Roja, Frutos y Frutas secas

Esta trenza de hojaldre no tiene ninguna dificultad, quizás un poco de tiempo, pero apenas nada, en otros dulces se emplea mucho más tiempo. Queda genial a la hora de presentarlo y seguro que gusta a todos. Los ingredientes ya se tienen hechos, ya que son comprados, no hay que hacer nada. En mi caso la mermelada es casera, pero es algo que también la tenéis en las tiendas. En fin, sólo os digo que emplear un poquito de tiempo para este postre va a merecer la pena, además es una idea para estas fiestas. El paso a paso es un pelín largo, pero así veis todos los pasos a seguir, quizás parece que viendo solo las fotos es suficiente.

Ingredientes:

1 masa de hojaldre de  mantequilla

Mermelada roja (el sabor que más os guste)

Piñones (3 cucharadas)

Nueces troceadas (3 cucharadas)

Pasas (2 cucharadas)

Dátiles (4)

Ciruelas pasas (4)

Azúcar glas

Yema de huevo (1)

Leche (1 cucharadita)

No pongo cantidades porque cada uno puede poner más o menos, pero viendo las fotos se aprecia lo que hay que poner, no obstante entre paréntesis os pongo lo que yo he utilizado.

Comenzamos poniendo las pasas en un poco de agua para que se ablanden, se pueden poner en un licor si lo preferís. Luego las escurrimos y reservamos.

A continuación doramos los piñones en un sartén, a fuego lento y  moviendo a menudo, durante unos 8 a 10 minutos. Hay que vigilar que no se quemen. Reservamos.

Ponemos la plancha de hojaldre sobre un papel de horno en una bandeja para  el horno.

Extendemos la mermelada, no es necesario mucha cantidad, casi como una capa de pintura pero algo más gruesa. Uno de los laterales lo dejamos más espaciado, sin poner mermelada para así poder cerrar bien.

Esparcimos por toda la masa las pasas.

Hacemos lo mismo con las nueces.

Igual con las ciruelas pasas y los dátiles, que hemos troceado previamente.

Por último, añadimos los piñones. Todo ha de quedar extendido más o menos por igual, podéis ver que al final está bien de cantidad.

Vamos enrollando por el lado que no hemos dejado espacio.

Pintamos el borde con un poco de agua y pegamos la masa. Colocamos la unión hacia abajo.

Unimos uno de los bordes, cerrando bien, apretando para que quede bien unido.

Cortamos con un cuchillo por la mitad, girando y dejando hacia arriba el corte.

Vamos trenzando las dos partes. Unimos también los dos extremos finales.

Mezclamos la yema con la leche.

Pintamos con la brocha por todas partes.

El horno lo tendremos encendido previamente a 200/220ºC. Metemos la trenza en el horno durante 30 a 35 minutos. Como con esta masa no hay problemas en abrir la puerta del horno, vamos viendo cómo está de dorada, si tenemos la opción de ventilador lo ponemos, sino 5 minutos antes ponemos el grill para que se dore por arriba también.

Sacamos del horno la trenza. Lo que se ve alrededor es la mermelada que se ha salido y se ha tostado, pero que luego no se ve cuando ya se ponga en la fuente.

Tenemos ya preparada la glasa, para darla nada más sacarla del horno. Es fácil, ponemos el azúcar en una taza y añadimos un poquito de agua, muy poca, y vamos jugando con poner más azúcar glas o más agua dependiendo de la cantidad. Yo suelo hacer unas 4 cucharadas de azúcar y pongo un chorrín de agua. Si veo que necesito más glasa hago más y así no me sobra.

Pintamos con ayuda de una brocha por todas partes.

Metemos unos 3 o 4 minutos más al horno, que ya está apagado, para que la glasa se seque. Despegar la trenza, una vez fría con una espátula, la llevamos al borde del papel y así de esta forma se deja con más facilidad en la fuente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.