Carrilladas de Cerdo

Es una forma sencilla de preparar las carrilladas con pocos ingredientes y el resultado es muy bueno. Queda una carne muy jugosa y tierna que va a gustar a todos. Se pueden hacer con antelación el día antes para terminarla en el horno un poco antes de la comida. Si sobra se puede guardar perfectamente en la nevera y se mantiene perfecta unos días. También se puede congelar, así que se puede hacer más cantidad para otro día y así no tener que cocinar.

Ingredientes:

1,500 g de carrilladas o carrilleras

2 cebollas grandes

15 granos de pimienta

4 dientes de ajo

Perejil

Sal

Aceite

.

Comenzamos poniendo sal a las carrilladas por ambas caras.

A continuación ponemos aceite en la olla exprés, que cubra el fondo. Vamos dorando la carne por los dos lados, sólo dorar para sellarla, y reservamos.

Pelamos las cebollas y las picamos finamente. Echamos la cebolla en la olla y dejamos que se haga durante unos 4 minutos, removiendo de vez en cuando para que se vaya haciendo por igual.

Hacemos una majada en el mortero con la pimienta negra, los ajos y el perejil. Volvemos a poner las carrilladas en la olla y echamos la majada.

Cubrimos con agua y añadimos como una cucharadita pequeña y rasa de sal.

Dejamos cocer durante unos 45 minutos a una hora. Vemos que el caldo ha cambiado. Este es el momento en que podemos guardar las carrilladas para terminarlas al día siguiente o guardar en el congelador para otra ocasión.

Ponemos las carrilladas en una bandeja de horno y las dejamos que se hagan durante otros 20 minutos, horno precalentado y a máxima temperatura. Vamos mojando las carrilladas por encima con el caldo dos o tres veces, de forma que no se sequen y queden más jugosas.

Servir bien caliente y recién salidas del horno. Es un plato que si sobra se puede calentar en el microondas y queda muy bien. Con ensalada, con patatas fritas o con un puré de patatas para acompañar queda genial.

2 comentarios en “Carrilladas de Cerdo

  1. MERCEDES: No como, apenas carne, pero esta receta la voy a probar, porque tiene pinta de resultar muy sabrosa y jugosa.
    Pensaba ir a verte al gimnasio, pero me dijeron que ya no das clase, haber si coincidimos un día para vernos. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *