Patatas Guisadas con Muslos de Pollo

Las patatas pueden combinar con cualquier otro ingrediente, carnes, aves, pescados, mariscos, verduras, …. y con cualquiera de ellos sale un plato realmente bueno. Esta vez he preparado las patatas con muslos de pollo, algo que a casi todos les gusta, y a los niños mucho, ya que eso de tomar el muslo con  las manos les encanta. En el A, B, C … de las Recetas encontraréis más recetas de guisos con patatas.

Ingredientes 4 personas:

Muslos de pollo (2 por persona, para algunos 3)

1 kg de patatas 

1 cebolla

3 dientes de ajo

3 hojas de laurel

1 cucharada de perejil 

12 granos de pimienta negra

Sal

Aceite de oliva virgen extra

Ponemos en una sartén honda y grande aceite que cubra el fondo. Sazonamos los muslos y los doramos por ambos lados. Sacar y reservar.

En esa misma sartén, echamos la cebolla picada finamente. Si acaso hubiese mucho aceite retiramos un poco.

Picamos los ajos y el perejil. En un mortero machacamos primero los granos de pimienta, luego echamos el ajo y el perejil y machacamos, que quede bien triturado. Lo añadimos a la sartén y removemos durante medio minuto.

 

Pelamos, lavamos y cortamos en trozos no muy grandes, pero el corte no ha de ser regular. Las añadimos a la sartén junto con las hojas de laurel y las rehogamos durante 3 o 4 minutos.  Dicen que cortar las patatas de esta forma, chascadas, el caldo se espesa un poco más, pero luego os digo mi truco que sí que hace que el caldo espese.

Añadimos agua hasta que casi cubra las patatas. Añadimos un poco de sal. Dejamos hervir fuerte durante 20 minutos, luego bajamos y que siga cociendo. Si vemos que el caldo se va evaporando con rapidez se puede añadir un poco más, pero siempre se puede bajar la intensidad del calor y tapar ligeramente, esto hacia el final de la cocción. Hay que dejar que cueza al menos una hora y cuarto. El truco es que cuando el guiso está destapado hace que el caldo engorde. Comprobar que la patata está ya bien cocida. En la segunda foto podéis ver como el caldo ya ha engordado, ha espesado y eso que aún le quedaba tiempo de cocer. Probar de sal por si hace falta añadir algo más.

Dejar reposar tapado 5 minutos y servir. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.