Pollo Asado en Cazuela de Barro

Este pollo asado de esta forma está muy rico, tiene un sabor y un aroma a limón muy buenos. Además de que queda muy jugoso, suelta una salsa en la que no dejas de mojar pan,  salsa que hace que la carne esté mucho más tierna. Otra cosa buena que tiene es que si sobra, para el día después está igual de rico. 

Ingredientes:

  • 6 cuartos traseros de pollo (1 por persona)
  • 2 cebollas
  • 2 limones
  • 6 dientes de ajo
  • 4 hojas de laurel
  • Pimiento asado 
  • 15 granos de pimienta negra
  • Sal

Lavamos el pollo y lo vamos colocando en la cazuela de barro, los vamos sazonando y los colocando en la misma olla. Añadimos los ajos cortados un poco, no del todo, por la parte interior, de esta forma sueltan su aroma y sabor pero luego se pueden retirar fácilmente. Ponemos también el laurel y la pimienta.

Lavamos los limones y los cortamos en cuartos, los repartimos por toda la cazuela. Podemos aprovechar los limones en los que hemos utilizado la piel para rallarla.

Pelamos las cebollas y las cortamos en juliana fino. La echamos por encima del pollo.

La olla de barro tenía una tapadera, pero se me rompió, así que tapamos con papel de aluminio.

El horno lo tendremos encendido al máximo antes, para que vaya adquiriendo temperatura y sólo la parte de abajo. Metemos la cazuela de barro en el horno, un poco más abajo de la mitad de la altura del horno, y lo bajamos a 200ºC. Dejamos que se vaya haciendo por unas dos horas. Los sacamos con cuidado y los ponemos en una fuente. Se hace esto porque, si los dejamos en la cazuela, solo se doran entonces los que están arriba. Pero ya están tiernos y con todo el sabor. 

Cortamos los pimientos en tiras y los añadimos por encima del pollo. Bajamos la temperatura a 160ºC y dejamos solo el grill.

Dejamos el pollo unos 20 minutos más, o hasta que se doren. Ir regando con el jugo que ha soltado dos o tres veces.

Servir el pollo, con su salsa y unas patatas fritas. En la foto superior no he puesto los pimientos ni la cebolla para que veáis el dorado y que se puede servir sin cebolla o pimientos para los que no les guste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.