Judías Blancas con Pulpo

Para todos aquellos que les gustan los platos de cuchara está el de las judías blancas, o alubias, con pulpo. Podemos comprarlo fresco y cocerlo nosotros mismos, de forma que el agua de la cocción nos sirve para el guiso, o bien comprarlo ya cocido. Es un guiso tradicional que nos va a aportar muchos beneficios, además se puede hacer con antelación y consumirlo al día siguiente, estará además más bueno, eso suele ocurrir en casi todos los guisos con legumbres, eso sí guardado en la nevera una vez esté frío.

Ingredientes (para 4 personas)

  • 300 g de judías blancas o alubias blancas
  • 250 g de pulpo cocido
  • 1 zanahoria
  • 1 o 2 hojas de laurel
  • 3 dientes de ajo
  • Un trozo de puerro
  • 9 granos de pimienta negra
  • 8 granos de comino
  • 50 g de cebolla
  • 1 cucharada pequeña de pimentón
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Como ya he mencionado antes, el pulpo lo podéis cocer vosotros mismos y utilizar ese caldo para el guiso, así tendrá muchísimo más sabor a pulpo.

Comenzamos poniendo las judías en agua fría la tarde anterior, unas 12 horas antes, más o menos.

Escurrimos las judías y las ponemos en una cacerola junto con el puerro, los ajos, el laurel, la pimienta y los cominos. Estos últimos harán que sea mejor la digestión y no se aprecian a la hora de comerlas, pero podéis utilizar este consejo para quitarlo fácilmente después. Cubrimos con agua fría las judías, justo hasta por encima de ellas. Si va necesitando agua durante la cocción se irá echando, pero siempre agua fría.

Picamos la cebolla en trozos muy pequeños, ponemos el aceite en una sartén y cuando esté caliente la echamos. Dejamos que se poche durante unos minutos.

Añadimos el pimentón, removemos un poco.

Y lo volcamos sobre las olla con las judías y añadimos un poco de sal. Dejamos cocer despacio, medio bajo, durante 1 hora y media, aproximadamente.

Probamos cómo están de sal, si hace falta se pone un poco más, y si las judías están tiernas. Quitamos la zanahoria, el puerro, los ajos y las hojas de laurel (que si les gusta a alguno se dejan). Si ya están en su punto de sal y tiernas, añadimos el pulpo troceado en rodajas. Dejamos cocer otros 15 minutos para que se mezclen los sabores, el pulpo ya está cocido así que no es necesario más cocción.

Dejar reposar y servir caliente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.