Arroz Negro con Calamar y Gambas

El arroz negro es un clásico, es un plato que se puede hacer en cualquier época del año. Cuando se prueba suele gustar mucho. Hoy os voy a dar una receta para hacerla de una forma sencilla, que no os va a complicar para nada y os va a encantar. Este arroz se puede preparar en paella, en cazuela de barro, o como yo en sartén. La sartén que he utilizado es amplia, con capacidad, y con tapa, porque al acabar de hacerse se tiene que dejar reposar el arroz unos minutos y es mejor hacerlo tapado.

Ingredientes (para 4):

  • 350 g de arroz bomba
  • 500 g de anillas de calamar
  • 250 g de gambas (ya peladas)
  • 1/2 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de salsa de tomate
  • 2 sobres de tinta de calamar
  • Caldo de cocer las cáscaras de las gambas
  • Aceite de oliva
  • Sal

 

Ponemos aceite en la sartén, que cubra ligeramente el fondo. Cuando esté caliente añadimos la cebolla y el ajo finamente picados. Rehogamos durante unos 3 minutos y añadimos el calamar, cortado en trozos del tamaño que os guste, y las gambas ya peladas. Dejamos que se haga durante 3 o 4 minutos, removiendo de vez en cuando. Mientras vamos haciendo la receta, con las cáscaras de las gambas se preparará un caldo, que estará cociendo unos 20 minutos, justo el tiempo que empleamos desde comenzamos. 

Añadimos la salsa de tomate y seguimos rehogando otro par de minutos más.

Incorporamos la tinta, una cucharadita de sal y seguimos removiendo otro par de minutos más.

Echamos el arroz, removemos con la cuchara de madera para que se rehogue y  vaya absorbiendo los sabores unos 3 minutos.

Añadimos el caldo caliente, el doble y un poco más que el peso de arroz.

Dejamos cocer a fuego medio. El arroz ha de cocer unos 17 a 18 minutos, los 3 primeros fuerte, pero luego hay que bajarlo a un fuego medio.

A mitad de cocción probad de sal por si hay que añadir algo más. Si vemos que nos quedamos sin caldo podemos hacer lo siguiente, podemos añadir caldo, siempre muy caliente, o bien bajar al mínimo para que siga cociendo pero no se evapore tan rápido el caldo, si queda poco para que termine de hacerse, o bien tapamos en los últimos minutos para que el caldo se mantenga más tiempo y no se evapore, siempre se puede volver a destapar para que se termine de evaporar.  Cuando haya pasado el tiempo tapamos y dejamos reposar 5 minutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.