Patatas con Atún o Bonito (Marmitaco)

Este guiso que se hace con atún o bonito se le suele llamar marmitaco en el norte de España. Es un plato que lo tiene todo, así que bien puede ser un plato único con una ensalada. Todos los guisos que llevan patatas son para consumir en el día, ya que la congelación a la patata no le conviene porque no queda luego bien y lo mismo para el día siguiente, no queda igual, y es que la patata tiene ese problema. Pero esto no ocurre en otras preparaciones, como son la tortilla de patatas, los purés, … Este plato está muy rico, y el truco es no hacer demasiado el pescado para que éste esté más jugoso, porque sino queda seco.

Ingredientes (para 2 personas):

PARA DOS

300 g de atún o bonito limpio

100 g de cebolla picada

100 g de pimiento picado (que sea pintón, medio verde/rojo)

100 g de tomate picado

500 g de patatas

2 hojas de laurel pequeñas

1 diente de ajo

1 pimiento seco

1 cucharada de perejil

8 granos de pimienta negra

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Raspas del atún o el bonito para hacer un caldo

En primer lugar vamos a poner las raspas del pescado a cocer con agua durante 20 a 30 minutos. Quitar la espuma que se forma con una espumadera.

Mientras se va haciendo el caldo vamos haciendo el guiso. Troceamos el pescado en dados no muy grandes, y sazonamos.

En la sartén o recipiente donde vayamos a hacer el guiso ponemos aceite, justo que cubra el fondo y rehogamos ligeramente el pescado. Reservamos.

En ese mismo recipiente y con ese aceite (si veis que falta algo de aceite se le añade) incorporamos la cebolla, que comenzará a pocharse, añadimos el pimiento también y seguimos rehogando ambos.

Pasados unos tres minutos añadimos el tomate y seguimos rehogando.

Incorporamos las patatas cortadas en trozos, más o menos como el tamaño del pescado o un poco mayor. Así como el laurel y el pimiento seco. Vamos rehogando.

Machacamos en el mortero los granos de pimienta, un poco de sal gorda, el ajo y el perejil y lo echamos al guiso.

Seguimos removiendo la mezcla durante unos tres minutos. Añadimos el caldo pasado por un colador para quitar las impurezas. Dejamos cocer hasta que la patata esté tierna, a fuego medio, durante 45 minutos a 1 hora, todo dependerá de la calidad de la patata y del tamaño, y destapado para que el caldo espese un poco.

Sacamos el pimiento seco y raspamos la pulpa, que se la volvemos a añadir al guiso.

Probar de sal y rectificar si hay que añadir un poco más, comprobar que la patata está tierna, y, a continuación, incorporar el pescado dejando cocer el conjunto dos minutos, más o menos.

Dejar reposar tapado 5 minutos antes de servir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.