Patatas con Bacalao

Sencillo y rico plato, ideal para ahora que se acerca la Semana Santa y es muy típico hacer platos con bacalao. Este tipo de guisos llevan su tiempo de preparación, pero apenas dan trabajo, se pueden realizar otras tareas mientras se va cocinando por si solo. Mi madre lo preparaba con el bacalao que ella misma desalaba, cosa que yo hacía, pero ahora en muchos platos compro el que ya viene preparado en su punto de sal, éste es uno de ellos, para otras elaboraciones sigo eligiendo el otro. Con este bacalao al punto de sal evitas el paso de desalarlo y la verdad es que queda muy bien, además está limpio de espinas y sale jugoso siempre.

Ingredientes (4 personas)

4 piezas de bacalao al punto de sal

750 g de patatas

200 g de cebolla

150 g de pimiento rojo

1 o 2 dientes de ajo

Pimienta negra

Perejil

Aceite de oliva virgen extra

Sal

.

Comenzamos picando finamente la cebolla, el pimiento y el ajo. En la sartén o cazuela en la que se vaya a hacer el guiso ponemos 3  o 4 cucharadas de aceite. Cuando esté el aceite caliente echamos la cebolla, el pimiento y el ajo y dejamos que se rehogue todo unos minutos removiendo de vez en cuando.

Pelamos, lavamos y troceamos las patatas. Cuando las cortemos lo haremos de forma que chasquen  a la hora de partirlas, es decir, cortamos un poco con el cuchillo y a la mitad del corte tiramos de él, de forma que quede un corte irregular, que luego servirá para que engorde el caldo.

Añadimos  el perejil picado, como una cucharada, 1 cucharadita de sal y un toque pimienta negra recién molida. Hay que tener en cuenta que el bacalao ya tiene su sal y ésta se va a aportar al guiso. Las rehogamos durante unos minutos.

Añadimos agua hasta cubrirlas y dejamos cocer una hora, a fuego alto al principio para que rompa a hervir y luego bajamos la intensidad y las mantenemos con la tapa puesta. Vemos si necesita algo más de agua durante la cocción.

Probamos de sal, y rectificamos. Cortamos el bacalao en dados y los añadimos al guiso,  y con solo otros diez minutos al mínimo es suficiente, no necesita que se haga por más tiempo para que así quede más jugoso y tierno.

Dejar reposar cinco minutos y servir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *