Baileys Casero

Un licor después de las comidas, sólo en días especiales o de tarde en tarde, no hace daño, y a casi todos nos gusta el Baylis. Es muy fácil de hacer, como vais a ver, y también se puede hacer la cantidad que se quiera, dependiendo de las personas que lo vayan a tomar. Este licor al no llevar huevo no se estropea y podemos tenerlo guardado en la nevera durante varios días. Además podemos llevarlo a casa de algún familiar o amigo (junto con un postre, por ejemplo) y quedaréis muy bien. Bien frío de la nevera y luego con unos hielos se convierte en una bebida muy rica para las charlas de después de comer,  para una buena sobremesa.

518-copy

Utilizaremos la misma cantidad para todos los ingredientes, el recipiente elegido será el que más nos convenga, según la cantidad que queramos hacer, en este caso es una copa, o podemos utilizar el mismo bote de leche condensada por ejemplo.

Ingredientes:

Leche condensada

Café fuerte (puede ser descafeinado, pero en cualquiera de los dos de máquina)

Whisky

 

Es tan fácil y tan rápido que apenas voy a escribir nada, como veréis es necesario una botella en la que vamos a ir echando todos los ingredientes (si es una de licor, de esas bonitas, mejor que mejor). He utilizado como medida una copa, es solo poner las mismas cantidades de cada cosa, así de fácil.

136-copy

216-copy

Mezclaremos muy bien, pero que muy bien, es el único secreto, y guardaremos en la nevera para que esté bien frío.

Servir con hielo. Otra opción es que podemos hacer hielos con la misma bebida y así no se quedará aguado.

 

2 comentarios en “Baileys Casero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *