Tortilla de Patatas

La tortilla de patatas es muy popular en nuestro país, se hacen de muchas formas, gordas o finas, grandes o pequeñas, bien cuajadas o poco hechas, en salsa, con diversos rellenos y añadiendole otros ingredientes, ya sean verduras, embutidos, pescados, … Es muy socorrida porque con pocos ingredientes obtenemos un resultado muy bueno y rico y, por supuesto, para tomarla en cualquier momento del día, de comida, de aperitivo, de cena, como un tentempié, e incluso para desayunar, así como comerla en cualquier lugar, en casa, en el trabajo, al campo o en la piscina, bocadillo, … Además de según que ingrediente le pongamos será una tortilla diferente, todas ricas, pero todas con la misma base, patatas, huevos, aceite y sal, y en esta receta con cebolla.

16

Ingredientes:

500 g de patatas nuevas

1 cebolla

4 huevos

Aceite de oliva virgen

Sal

 

.

Comenzaremos con las patatas, para ello las pelamos, las lavamos y las cortamos en láminas finas, o lascas finas. Y la cebolla también la picamos finamente. Mezclamos bien ambas cosas. Para aquellas personas que no les guste la cebolla pueden optar por no ponerla, o rallarla si lo que no les gusta es encontrarse con ella pero si les gusta el sabor.

1

En una sartén con aceite ponemos la mezcla de patatas y cebolla, sin sal, y removemos bien para que el aceite se impregne por tosas partes. La cantidad de aceite tiene que quedar a la mitad de las patatas, no hace falta que las cubra, según se vayan cocinando irán mermando. Lo bueno es que al no llevar nada se sal, este aceite, cuando se escurra la patata, nos va a servir para otros usos. También podemos ponerle sal desde el principio, no hay problemas, muchas personas lo hacen así, yo a veces lo hago, antes siempre, ya que es así como lo aprendí.

2

Iremos removiendo cada poco tiempo, el fuego ha de estar a una temperatura media, cuidando de que no se requeme la patata y la cebolla, pero que se vaya dorando ligeramente.

3

Cuando la patata esté tierna la ponemos en un colador para que escurra el exceso de aceite.

4

Batimos los huevos y le ponemos sal, una pizca por cada huevo, y como una cucharada rasa pequeña para las patatas.

5

Volcamos las patatas ya bien escurridas y mezclamos bien. Probamos un poco la patata para ver si está bien de sal.

6

Ponemos al fuego una sartén con una cucharada de aceite del que hemos escurrido. El aceite ha de estar en principio bien caliente. Volcamos la mezcla en la sartén, e inmediatamente bajamos la temperatura y dejamos un poco de tiempo para que se haga por este lado, como un minuto. A continuación le damos la vuelta a la tortilla, colocando un plato grande sobre la sartén. Antes de volver a echar la tortilla en la sartém hay que poner aceite de nuevo, igual que antes y se hace lo mismo. Una vez colocada por este lado utilizaremos el canto de la cuchara para ir redondeando los bordes. Podéis ver todo en la secuencia de fotos y, sobre todo, el paso a paso para darle la vuelta a la tortilla.

789101112

Dependiendo del gusto de cada uno se dejará la tortilla más o menos cuajada. Se puede volver a poner por los dos lados para que se cuaje más. Una vez hecha la volcamos sobre un plato y ya está lista para comerla. Se puede comer fría, caliente, templada, más o menos cuajada, a mí, personalmente, me gusta poco cuajada, casi casi para comerla con cuchara de lo poco echa que está.

13

En la foto siguiente es una tortilla de patatas pero que no lleva cebolla.

15

6 comentarios en “Tortilla de Patatas

  1. Seguro que está buenísima. Yo la realizo de la misma manera pero, además de patata y huevos,le añado cebolla (media o una pequeña) y calabacín. Queda muy jugosa. Y si la acompañas con pimientos fritos, mmmmmmm….
    Besos.

    1. Por supuesto Maite que la tortilla de patatas con calabacín queda muy jugosa, y apenas se nota que lo lleva, si no lo dices muchos ni se dan cuenta. Pero es que está buena con todo.

    1. Ya he visto las fotos y ha quedado como las que hago yo, y por lo que me has dicho muy buena,al final los genes sirven para algo, un hurra por ti. Solo hay un fallo en la receta, según me has dicho, no pongo la cantidad de sal, normalmente en las recetas es una cosa que se deja en el aire porque es al gusto de cada uno, pero si que es verdad que para quien no ha guisado nunca no sabe cuánta sal hay que poner en la elaboración de las recetas. Trataré de hacerlo a partir de ahora, aunque ya tengo muchas recetas en espera, y ya no es posible, por lo menos daré una aproximación, decir solo que ya en la que he preparado hoy la he medido, el caso es empezar y mejorar en lo posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *