Puré de Lentejas (Thermomix)

Este puré lo hago bastante, es diferente por cómo se utilizan las lentejas, las hago polvo tal y como se compran, una forma que va a mantener mucho más las vitaminas y los minerales, y en general muy sano. No he probado a hacerlo de la forma tradicional, es decir, partiendo de este polvo de lentejas y en una cazuela normal, supongo que habría que estar removiendo continuamente para que no se pegue al fondo de la cacerola, pero no puedo asegurar cómo queda.

10

Ingredientes (para 4 personas):

2 cubiletes de lentejas molidas (de la variedad que más guste)

100 g de cebolla

130 g de zanahoria

100 g de tomate

50 g de puerro (sólo la parte blanca)

1 diente de ajo

1/2 hoja de laurel pequeña

3 cucharadas de aceite de oliva virgen

Sal

Agua caliente

.

Aquí podemos ver las lentejas antes y después de molerlas, se aprecia que una vez molidas la cantidad es algo más, es para daros una idea. Yo, personalmente, tengo molidas una cantidad y guardado en un recipiente hermético, así no tengo que molerlas cada vez que quiera hacer este puré.

1

2

Ponemos el aceite, la cebolla partida en cuatro y el ajo entero en la thermomix. Le damos un golpe para que se pique todo y ponemos 3 minutos a 100ºC (ésta va a ser la temperatura para el resto de la cocción). Podéis observar que las paredes de la thermomix están con el polvillo de haber molido las lentejas, lo que os quiero decir es que no hace falta lavar el vaso una vez las hayáis molido.

3

A continuación añadimos el tomate cortado en trozos grandes. Damos un golpe de velocidad y volvemos a poner otros 3 minutos.

4

Añadimos el resto de las verduras, la zanahoria y el puerro, así como el laurel. Volvemos a dar unos segundos a velocidad alta para molerlo.

5

Echamos un poco del agua caliente, damos unos segundo a velocicdad máxima para que se batan bien todos los ingredientes. Con la espátula recogemos todo lo de alrededor del vaso.

6

Echamos el resto del agua bien caliente, dejar unos tres dedos hasta el borde, más o menos, véis que la marca queda por encima, es para que luego al añadir las lentejas no se desborde. Añadimos un poco de sal, como una cucharadita pequeña rasa, más o menos, siempre podemos añadir más al final de la cocción y probar por si es necesario añadirla.

7

Ponemos el tiempo, 30 minutos. Cuando el agua rompa a hervir añadimos el polvo de lentejas por el bocal. Dejar hasta que acabe el tiempo que le habíamos programado. Antes de abrir damos un batido de un minuto para que quede muy fino el puré. Probamos de sal y si hace falta se añade, daríamos otros segundos de batido para que se incorpore bien.

8

Depende del tipo de lentejas que se utilice, éstas harán que el puré sea más o menos espeso, o del gusto de cada uno, una vez hecho la primera vez ya podéis ver si queréis que sea más espeso, y será cuestión de poner más polvo de lentejas. Con esta receta queda un puré ligero, no es muy espeso.

9

Se puede añadir a este puré unos trocitos de pan frito, a los niños (y no tan niños) les encanta.

Hay otra receta parecida, sólo que ésta es una mezcla de lentejas y soja: Pure de Lentejas y Soja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *