Leche Frita de Chocolate

Estoy en una etapa en la que me apetece mucho el chocolate, así que he preparado esta leche frita pero de chocolate. Para los amantes del chocolate es un postre que no podéis dejar de probar. Siempre se puede poner otro chocolate sino os gusta el negro, se puede hacer con chocolate blanco o con chocolate con leche. Es una masa que se puede tener preparada el día anterior, es mejor porque así le da tiempo a que se enfríe, y luego dejarlos hechos por la mañana, de forma que es un plato que ya tenéis preparado con antelación y que no hay que hacer en el ultimo momento. Se puede tomar caliente, templado o frío, depende de la temporada en la que estemos.

Ingredientes:

80 g de mantequilla

120 g de harina

80 g de azúcar

1 cucharada de cacao puro (100%)

80 g de chocolate postres 70%

1/2 litro de leche

Para rebozar:

Harina

Huevos

Para freir:

Aceite de girasol

Comenzamos poniendo la mantequilla troceada en la sartén al fuego para que comience a derretirse y calentarse.

Una vez derretida incorporamos la harina y removemos muy bien durante unos minutos.

Añadimos el cacao en polvo y el azúcar. Seguimos removiendo uno o dos minutos. Es importante no dejar ya que la masa esté mucho sin remover, sobre todo luego cuando se añada el chocolate, ya que es fácil que se queme o dore en exceso. El chocolate cuando se requema, aunque sea poco, luego amarga y no sabe bien.

Añadimos el chocolate troceado. Seguimos removiendo hasta que el chocolate esté derretido. Un tercio del chocolate troceado lo pondremos al final y fuera del fuego, ya con el calor que tiene la masa se deshace perfectamente.

Vamos incorporando la leche poco a poco. Ha de estar templada o del tiempo.

Una vez incorporada toda la leche seguimos trabajando la masa durante varios minutos. Incorporamos el resto del chocolate, fuera del fuego, y removemos bien. Vertemos la masa en un recipiente que luego se le pueda poner una tapa. Cuando se haya enfriado un poco guardar tapado en el frigorífico.

Una vez que la masa esté bien fría es cuando podemos ya freírla. Batimos un par de huevos en un plato y otro lo tenemos con harina. Pasamos los trozos, que no sean muy grandes, de masa primero por harina y luego por el huevo.

Tenemos preparada una sartén con el aceite caliente para ir friendo nuestra masa de chocolate por tandas. Una vez doradas por un lado se les da la vuelta por el otro.

Se van pasando a un plato con papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

Mezclamos en un plato azúcar y cacao 100% puro. Como tres cucharadas de azúcar y una cucharada rasa de cacao.

Se van pasando por esta mezcla y se van colocando en una fuente. Ya está lista nuestra leche frita de chocolate par comer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.