Espaguetis con Bacón y Pesto de Calabacín

Me gusta mucho la pasta, esta receta seguro que os llamará la atención por el calabacín, pero la verdad es que una vez puesto el plato en la mesa, si no se dice nada, nadie va a saber que es calabacín. De esta forma comerán verduras y un plato muy sano. El bacón le va a dar ese toque para que les guste más.

Ingredientes (para 3 a 4 personas)

275 g de espaguetis

350 g de bacón

1 calabacín  (300/350 g)

1 cebolla pequeña

1 diente de ajo

2 cucharadas de perejil

2 cucharadas de queso parmesano rallado

Aceite de oliva virgen extra

Sal y pimienta negra

Cortamos la pieza de bacón en tiras, como se ve en la foto. Ya se venden en envases, precortado en tiritas, pero para mi gusto son demasiado finas. Además si se compra en pieza seguramente es más económico y se puede ver si tiene o no mucha grasa, y también que podemos cortarlo nosotros mismos del tamaño y grosor que nos guste.

Ponemos una sartén al fuego, sin aceite, ya el propio bacón tiene la suficiente para que se doren y suelten su grasa, y salteamos el bacón hasta que quede bien doradito.

En esa misma sartén añadimos un chorro de aceite, dependiendo de la grasa que hayan soltado las tiras de bacón así ponemos. Picamos la cebolla y la echamos a que se dore suavemente. Cuando esté comenzando a tomar color incorporamos el ajo picado. Dejamos que se poche bien durante unos minutos.

Lavamos el calabacín, quitamos los extremos y lo cortamos en dados. Los añadimos a la sartén y seguimos rehogando el conjunto.

Añadimos un poco de pimienta negra recién molida. De momento no vamos a poner sal, al final ya comprobamos si necesita o no.

Una vez que el calabacín este salteado añadimos el perejil y rehogamos un minuto más.

Ponemos agua con sal a hervir, y cuando comience a burbujear echamos los espaguetis. Dejamos cocer hasta que estén a nuestro gusto (mirad el paquete, ahí ponen los tiempos de cocción según el gusto de cada uno).

Ponemos en la picadora el queso parmesano, se puede poner mayor cantidad, siempre al gusto, aunque luego al presentar el plato cada uno se va a espolvorear por encima queso parmesano.

Echamos el calabacín y batimos.

Como va a quedar un puré algo espeso, iremos añadiendo agua de la cocción de los espaguetis hasta que quede una salsa ligera. Este es el motivo para que no se ponga sal antes, ya que con el queso y la sal del agua de la cocción seguramente no sea necesario añadir más. Se pueden añadir piñones o cualquier otro fruto seco a este pesto. Probar por si hay que añadir sal.

Ponemos el pesto de calabacín, o la salsa de calabacín, en la sartén. A fuego lento.

Escurrimos la pasta y la añadimos a la sartén donde está el pesto. Iremos removiendo bien la pasta con la salsa para que se impregnen todos y cada uno de los espaguetis.

Una vez hecho añadimos el bacón y volvemos a remover un minuto más.

Listo para servir, con el queso parmesano en un recipiente aparte para que cada uno se ponga lo que quiera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.