Boquerones Fritos

La fritura de pescado es muy típica del sur de España, tienen una forma de hacerla que es deliciosa.  Hoy voy a poneros la receta de boquerones fritos. Hay que procurar que no lleven mucha harina, porque ya no estarían tan ligeros y ricos, de lo que se trata es de que no tengan «una coraza» de harina tan gruesa que hace que absorba mucho aceite.

Ingredientes:

  • Boquerones
  • Harina para fritura de pescado
  • Sal
  • Aceite de oliva (o girasol, al gusto)

A mi personalmente para la fritura prefiero los boquerones pequeños, los malagueños. Lo primero que hay que hacer es limpiar los boquerones bajo el chorro de agua fría, si es que no lo han hecho ya en la pescadería, porque en algunas se ofrece el pescadero a hacerlo. A mi me gusta dejarlos con su cabeza, ya que al ser pequeños la cabeza una vez fritos está buena, está crujiente, pero siempre que estén recién fritos, sino no. Se les quita la tripa y, si no os gusta, también la cabeza. Se dejan escurrir bien, e incluso se les pasa a un papel de cocina para que absorba toda el agua que tengan.

Les ponemos sal y los removemos para que todos se queden impregnados de ella. Se pone abundante aceite en una sartén, para que se vaya calentando. Ponemos la harina para fritura de pescado en una bolsa. Si no se tiene este tipo de harina se puede utilizar la normal, o mejor mezclar harina de garbanzos con harina normal, a partes iguales más o menos. El tema de la harina es importante para una buena fritura. Y hacerlo con este método también. Echamos los boquerones en la bolsa por tandas, según se enharinan se van friendo, no tengáis el pescado ya previamente con la harina porque ésta se humedecería y ya no sale igual la fritura.

Sacudimos la bolsa para que la harina se adhiera a todos los boquerones. Se van sacando, pero se sacuden antes un poco.

Se van echando  los boquerones en el aceite caliente, se les da la vuelta cuando estén dorados por ese lado y se sacan en cuanto estén dorados por el otro. Veis que la sartén burbujea, es normal, pero podéis observar que luego cuando se sacan los boquerones el aceite está bien, eso sí, si se hacen muchos la harina que se va depositando en el fondo puede quemarse, así que si se va a hacer mucha cantidad, cuando veamos que empieza a estar «sucio» el aceite, lo mejor es colarlo y volver a echarlo a la sartén.

Ponerlos sobre un plato con papel absorbente y luego pasarlos a una fuente. Hay que comerlos recién fritos, bien calentitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.