Alcachofas Rellenas con Masa de Croqueta de Jamón

Las alcachofas qué ricas que son, para quienes les gustan, eso sí. Pero con esta receta quedan tan ricas y la mezcla es muy sutil y suave, seguro que les gusta a todos esta combinación. Son rellenadas con la masa de las croquetas, yo en este caso con jamón del bueno, que lo merece la receta. Tienen un poquito de trabajo, ya que hay que hacer la masa antes, pero solo se va a utilizar un poco, el resto para croquetas, así ya se aprovecha que se hace la masa. En mi caso hice la masa y aproveché que tenía alcachofas que compré en el mercado. Como veis no son alcachofas de las grandes, porque entonces quedan demasiado enormes, y de esta forma quedan casi de bocado.

Ingredientes:

Alcachofas

Masa de croquetas de jamón ibérico

Huevo

Harina

Pan rallado

Sal

Aceite

Cortamos el tallo de las alcachofas y quitamos solamente la primera capa de hojas, pelando con el cuchillo un poco la base. Cocemos las alcachofas en agua con sal hasta que estén tiernas, se sabe pinchando la base con un cuchillo. Luego se escurren y se ponen boca abajo en un colador para que suelten el agua. Una vez frías se le quitan las hojas que son duras y se corta la punta justo por la parte que ya no está tierna, quedándonos con el corazón de la alcachofa, lo más tierno.

Vamos poniendo, con ayuda de una cucharita, un poco de la masa de las croquetas por encima de cada alcachofa.

Este paso se puede tener preparado y dejarlas tapadas con film hasta que se vayan a hacer. No poner más masa de lo que hay de alcachofa, pero eso ya va en gustos, mitad de cada está bien, así hay equilibrio.

Pasamos las alcachofas rellenas primero por harina, siempre sacudiendo para que suelte el exceso. Después por huevo y luego por pan rallado, como si fuese una croqueta.

Freír en abundante aceite en tandas pequeñas (con el de girasol quedan geniales, muy crujientes, y así el sabor que aporta es neutro). Dorar por ambas partes.

Se pasan a un plato con papel absorbente una vez fritas para quitar el exceso de aceite.

Poner en una fuente y servir calientes. En la foto superior se puede apreciar el corte de la alcachofa rellena, se puede ver cómo queda por dentro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.