Croquetas de Setas

Estamos en temporada de setas, así que podéis hacer estas croquetas con setas frescas, pero la receta que os doy es con setas congeladas, que las tenemos todo el año. Las hay de varios tipos, estas son una variedad de setas, comprad la que más os guste.

Ingredientes:

1 bolsa se setas (no suelen ser más de 500 g)

100 g de harina

1/2 cebolla

Leche

Sal

Huevos

Pan rallado

Aceite de oliva virgen extra

Comenzamos echando en una sartén amplia un chorro de aceite. Cuando esté caliente añadimos las setas, no es necesario descongelarlas, y las rehogamos durante dos o tres minutos.

Las pasamos a un plato. El caldo que ha soltado lo reservamos en un tazón.

Picamos las setas y las reservamos.

En esa misma sartén ponemos 50 ml de aceite, una vez que esté caliente le añadimos la cebolla muy picada.

Una vez que esté la cebolla bien blandita incorporamos la harina y removemos durante varios minutos, para que la harina se cocine y luego no sepa a harina cruda.

El color que se ha de tener es un tostado ligero. En la misma cuchara se ve la diferencia de como era antes de rehogarla.

Incorporamos el caldo y removemos. La cantidad de caldo y de leche son de aproximadamente tres veces el peso de harina, se va viendo si necesita más líquido o no, todo dependerá de la harina.

Echamos la leche, no toda a la vez, en dos o tres veces. Añadimos una cucharada pequeña rasa de sal. Seguimos removiendo, no hay que dejar de remover durante 20 minutos, cuanto más se haga este proceso más fina quedará la masa.

Si no queréis que se note la cebolla o para que la masa quede superfina, se puede utilizar la batidora.

Volcamos las setas.

Removemos unos minuto y probamos de sal, por si hace falta añadirle algo más. Ya está lista la masa. La volcamos en un recipiente y la dejamos enfriar, mejor dejarlas para hacerlas al día siguiente.

Se van cogiendo porciones con una cuchara, se pasan por harina, luego por huevo y después por pan rallado. Se fríen en aceite caliente por tandas, una vez doradas se sacan a un plato.

Así quedan en su interior, una masa blandita llena de setas.

Hay varias recetas de croquetas, os recomiendo que vayáis a esta receta de croquetas de jamón porque la hice expresamente con unas medidas para una persona que no le salían bien, yo suelo hacerlas a ojo y no peso nada, pero sobre todo por los comentarios, que os van a ensañar un poco lo que puede pasar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.