Guacamole

Quien no haya probado el guacamole no sabe lo que se pierde, es un aperitivo muy rico y, por supuesto, muy sano. Hay que aprovechar para que los niños lo coman porque creo que es un plato que les gusta, y al comerlo en familia, con los amigos es una forma de que coman alimentos sanos. El guacamole no es una receta complicada, por supuesto que lleva algo de tiempo hacerla, pero apenas nada. Se vende ya guacamole hecho y aunque no están mal, no tiene comparación con el que se hace en casa, es mi opinión. Ya he puesto anteriormente la receta de los nachos, así que ya la tenéis completa.

Ingredientes:

2 aguacates grandes maduros

1 tomate rojo

1/2 pimiento verde

2 cebollitas francesas (puede ser cebolleta o cebolla tierna)

1 jalapeño (dulce)

Cilantro

Lima

Salsa picante

Sal

.

Os voy a dar dos versiones, una con jalapeño y otra con salsa picante. La clásica no lleva ninguno de estos dos ingredientes, pero a mi me gusta darle el toque del jalapeño, y para aquellos que les gusta algo de alegría en el guacamole un toque de picante les encantará.

Vamos a ir paso a paso y veréis que fácil es. En primer lugar pelamos el aguacate y lo troceamos. En el A, B, C de los Consejos tenéis varias manera de cómo pelar un aguacate. Añadimos el zumo de media lima.

Con ayuda de un tenedor aplastamos el aguacate.

Cortamos en dados pequeños el pimiento, el tomate (pelado y sólo la carne, sin semillas) y las cebollitas, lo incorporamos al bol y mezclamos.

Por otro lado picamos el cilantro, como una cucharada pequeña más o menos, y lo añadimos. Incorporamos un poco de sal y probamos.

Mezclamos y ya está listo el guacamole.

Ahora, para aquellos que quieran añadir el jalapeño y la salsa picante, dividimos el guacamole en dos recipientes, ya cada uno pone en uno o en en otro las cantidades que quieran. En uno añadimos el jalapeño bien picado como los otros ingredientes.

Y en el otro ponemos la salsa picante, id probando para dar el toque que os guste, todo dependerá del que se utilice, el mio es muy picante, así que con esta cantidad hay más que de sobra.

Ya tenéis el guacamole listo para comer con unos ricos nachos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *