Salsa de Tomate Rápida

Una salsa de tomate sirve para muchos platos, y esta es una forma de hacerla fácil y rápida. Se puede hacer más cantidad y embotarla, así se tiene para muchas recetas, y viene muy bien para esas ocasiones en que no se tiene mucho tiempo para hacerla.

Ingredientes:

1 kg de tomates rojos maduros ya pelados

1 cebolla

1 diente de ajo

1 cucharadita de pimentón dulce

4 cucharadas de aceite

1 cucharadita de sal

Dorar en una cacerola, con una cucharada de aceite,  la cebolla cortada a groso modo y el ajo.

Ponemos en una jarra o vaso de batidora los tomates cortados en cuartos. Añadimos la cebolla y el ajo y trituramos.

Ponemos el pimentón, es optativo, pero le da un punto bueno.

En la misma cacerola añadimos el resto del aceite y lo triturado. Ponemos la sal. Si los tomates son de temporada y maduros no es necesario poner azúcar para quitar la acidez, pero si no es así, casi cuando esté hecha la salsa añadimos el azúcar (como una cucharada pequeña).

Tapar y dejar a fuego medio-bajo, al principio, pero luego solo bajo, e ir removiendo cada poco tiempo para ir viendo cómo se va evaporando y cociendo, hasta que esté la salsa hecha, se sabe porque al remover  ya no queda ningún jugo, o agua del tomate.

Guardar si no se va a utilizar en el momento. Dura 4 días en la nevera, sino al congelador, o también se puede guardar en un bote, rellenar en caliente que quede lleno hasta arriba, tapar, cerrar muy bien y poner el bote hacia abajo hasta que se enfríe y así dura mucho en la nevera.

1 comentario en “Salsa de Tomate Rápida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.