Conservar el Perejil Fresco

Este consejo es, para mí, el mejor para conservar el perejil de una forma fresca. Es el método en el que podemos tener el perejil fresco durante más días, eso sí hay que seguir bien los tres pasos pasos.

Primer paso: Lavar el perejil quitando el exceso de tallo.

Segundo paso: Secarlo muy bien, para ello podemos hacerlo con la ayuda de papel de cocina o de un paño, y luego dejarlo al aire, moviéndolo un par de veces, para que termine de secarse. Este paso es muy importante, no tiene que tener nada de agua.

Tercer paso: Guardar en un recipiente de este tipo, es el que mejor resultado da, y cerrarlo bien. Además con este tipo de recipiente podemos  ver cómo está sin necesidad de abrirlo. Cada vez que lo utilicemos se debe de cerrar el recipiente perfectamente. Si hubiese algo de humedad en las paredes del recipiente lo secamos para que así dure más.

Aquí tenéis el perejil pasados más de siete días, si se hace bien puede durar más de dos semanas. por supuesto he ido utilizando según lo necesitaba, por eso hay menos cantidad, pero podéis observar que aún está en perfectas condiciones.

Es genial porque podéis tener guardado ya limpio el perejil y a la hora de hacer la comida utilizarlo  sin tener que hacer nada previamente. El agua que se forma en el recipiente, tanto en la tapa como en los lados, por la condensación, es conveniente secarlo cada vez que lo abramos, así ese agua no escurre al fondo y se mantiene por más tiempo el perejil fresco.

Este consejo es útil también para el perejil picado, aunque de esta forma dura algo menos, y siguiendo, eso sí, los mismo pasos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *