Bizcocho de Avena 100%

He comenzado a hacer bizcochos con avena, primero he ido mezclando la harina de avena con la normal, hasta conseguir el bizcocho totalmente preparado con avena. Para que tengáis todos, son tres versiones hasta conseguir el hecho totalmente con avena, los voy a poner de una vez, así podéis vosotros mismos elegir, Bizcocho al 50%Bizcocho de Avena al 75% y Bizcocho de Avena 100% (que es esta receta). También os pongo otra versión Bizcocho de Avena con Almendras. Me han gustado muchísimo, de hecho ahora son los que hago casi siempre.

4

Ingredientes:

200 g de harina de avena (4 vasitos)

190 g de azúcar (2 vasitos, pero no llenos hasta el borde)

3 huevos

100 g de leche (1 vasito)

100 g de aceite de girasol (1 vasito)

1 sobre de levadura en polvo (16 g)

Ralladura de 1 limón

.

Si utilizamos como medida un vaso pequeño de vino, no es necesario estar pesando los ingredientes, así que para vuestra comodidad os lo pongo entre paréntesis.

En el de avena 100% he notado que he de poner un poco menos de azúcar porque, una vez hecho, el sabor del bizcocho es más dulce, por eso pongo lo de no llenar del todo los vasitos.

La avena la compro sin moler, luego la muelo en la thermomix, pero para quien tenga el molinillo para moler los granos de café sirve perfectamente.

1-copy

2-copy

Al molde que vayamos a utilizar le ponemos  papel de horno, ver consejo. Os recomiendo no hacerlo en el molde de corona, como he hecho yo, ya que al ser totalmente con esta harina el bizcocho es muy frágil y se rompe con facilidad. Y como ya he aprendido la lección os aconsejo utilizar moldes cuadrados o redondos para que se desmolde mejor.

El horno lo tendremos precalentado a unos 200ºC.

Mezclamos todos los ingredientes en el siguiente orden, no todos a la vez, hay que ir añadiendo el siguiente según se vayan mezclando, azúcar, ralladura, huevos, leche, aceite y, por último, las harinas mezcladas con la levadura en polvo.

Echamos la mezcla en el molde y lo metemos al horno durante 45 minutos. Sólo con la parte de abajo encendida y a la mitad de altura del horno más o menos. Este bizcocho tiene que estar un poco más en el horno que los anteriores, no obstante siempre podéis comprobar si está hecho pinchando con una aguja o una varilla de pincho moruno.

1

 Cuando haya pasado el tiempo de horneado sacamos el bizcocho del horno. Como el bizcocho es sólo con  avena he comprobado que sube menos y es más frágil, pero muy rico de sabor. El color también sale un poco más oscuro, al verlo en el horno cuando ya creía que estaba, parecía más dorado y no, era por su color, ver la diferencia en las fotos de uno y otros.

2

Dejamos que se temple un poco y lo desmoldamos. Podéis observar que al desmoldarlo se ha desmoronado un poco por las paredes.

3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *