Limonada

¿Qué puedo decir de la limonada?. Es una bebida muy refrescante, ideal para quitar la sed, una forma muy buena de tomar líquidos, que al hacerla vosotros mismos sabéis que no lleva nada “raro”, todo es natural, los niños se acostumbran de esta forma a los zumos, a las cosas naturales y no a lo embotellado, y sobre todo que es una fuente de vitaminas. Espero realmente que la hagáis, sería una pena que no probéis a hacerla aunque sea una vez y os perdáis esta rica bebida, porque seguro que os va a gustar, os lo garantizo, y si no es así me lo decís … bueno, también si os gustó, ¿vale?, porque en casa nos encanta, y a mi madre muchísimo.

 

84-300x225-copy

Ingredientes para 1’5 de limonada:

4 limones grandes

Azúcar o edulcorante líquido (o ambos)

Agua mineral o del grifo

 

Hay que comenzar aclarando algunos de los ingredientes, es decir, cuando digo azúcar o edulcorante, es para no utilizar sólo azúcar, por lo de las calorías. Por supuesto que se puede endulzar sólo con una de estas dos opciones, sin embargo personalmente me gusta darle un toque con el azúcar y terminar endulzando con edulcorante, ya que así no se añaden tantas calorías. Si la limonada es para los niños hacerla solamente con azúcar, ya que ellos las van a gastar correteando en la calle o en el recreo, e incluso en casa si son de los que no paran. Otro punto es lo del agua, es cierto que el agua del grifo es apta para el consumo, si no estaríamos apañados, jaja (no me gustan mucho las sonrisas pero es para darle un toque gracioso), pero hay veces que el agua no es fina, o no gusta, …, puede haber muchas razones, y es por este motivo por lo que pongo lo del agua mineral, pero no dudéis en utilizarla si es la que usáis normalmente, ya que es buen agua.

Lo primero de todo es lavar muy bien los limones, para ello utilizaremos un cepillo y frotaremos la piel por todas partes bajo el chorro de agua.

111-300x225-copy

Después los secamos y los rallamos, solo la parte amarilla, no lo blanco del limón, ya que amargaría. Echamos la ralladura en un cazo con tres cucharadas de azúcar. Os comento que como dije antes yo utilizo azúcar y edulcorante, si vais a poner sólo azúcar no preocuparos porque al final se irá añadiendo hasta conseguir el dulzor deseado.

27-300x225-copy

Cubrimos de agua, como uno o dos vasos, y ponemos al fuego. Cuando rompa a hervir se retirará del fuego y se tapará con papel de aluminio muy bien, sellando los bordes para que se infusione mejor. Dejar enfriar.

36-300x225-copy

46-300x225-copy

Exprimir los limones y echar el zumo en una botella, si os gusta la pulpa no es necesario colarlo, realmente es muy poca para tanta agua y no se aprecia apenas.

66-300x225-copy

Echamos también la infusión de la ralladura, una vez esté fría, pero en éste paso si hay que utilizar el colador. Vamos a apreciar que el agua tiene un bonito color amarillo, la ralladura además de darnos ese sabor tan rico a limón, nos va a aportar el color.

56-300x225-copy

Terminaremos añadiendo agua hasta el litro y medio, si es con agua bien fría, mejor, así estará lista para beber mucho antes, luego se ira añadiendo poco a poco más azúcar y agitando la botella, para disolverla bien, hasta conseguir el punto de dulzor deseado. Ir apuntando las cucharadas que vais utilizando para así saberlo en las siguientes ocasiones que la hagáis y no tener que repetir este paso de ir probando cada vez. Como habéis visto es muy fácil de hacer, no tiene ni la más mínima complicación.

74-300x225-copy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *