Pisto

La gran mayoría de las personas, que tienen una noción de cocina, sabe cómo hacer un pisto, es más, cada uno lo hace de una manera diferente, y todos muy buenos. El pisto se hace con diferentes verduras, se le pueden añadir todas o no según el gusto de cada uno, pero el pisto básico es con tomate, como ingrediente principal, cebolla, que no puede faltar, y pimiento verde. A esto se le puede añadir calabacines, berenjenas, pimiento rojo, zanahorias, hasta hay quien pone patatas, es decir, hay que utilizar las verduras de temporada, y hacer la versión que más os guste. Me gusta ponerle pimiento rojo porque le da mucha suavidad y quita acidez al tomate. Os aconsejo que veáis la receta de Pisto de Calabacín,si os gusta este ingrediente, está muy rico y es diferente totalmente.

Luego a este pisto se puede añadir cualquier ingrediente como carnes, pescado, marisco, embutidos, o solo verduras, queso, … y hacer ricas empanadillas o empanadas.

 

11

Ingredientes:

1kg de tomates rojos y maduros

250g de cebolla

150g de pimiento verde

100g de pimiento rojo

6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

1 cucharada pequeña rasa de sal

 

 

El peso de las verduras son ya limpias, aunque siempre es algo aproximado, no hace falta ser tan, tan exactos.

 

 

Los tomates han de estar bien rojos y que estén maduros, pero no blandos. En el mercado hay gran variedad, escoged los que veáis más carnosos, como son los de pera o los de rama (los de la foto).

1

Pelamos las cebollas y la troceamos en cuadrados pequeños. Lavamos los pimientos, se les quita el corazón, los nervios y las pepitas y se cortan en cuadraditos. En una sartén amplia ponemos el aceite y, cuando esté caliente, añadiremos las verduras.

2

Mientras se van rehogando las verduras durante al menos 10 minutos, vamos lavando y pelando los tomates.

3

Los troceamos en partes no demasiado grandes, aunque después con la cocción se irán deshaciendo en trozos más pequeños.

4

Una vez las verduras estén blandas echamos el tomate y removemos.

5

6

Añadimos la sal y dejamos cocer a fuego lento, removiendo a menudo, hasta que se haga. Aproximadamente 30 minutos, dependiendo del agua que tenga el tomate.

7

Se puede comprobar retirando hacia un lado el pisto y ver que ya no hay jugos del tomate.

8

El pisto se puede guardar en un recipiente bien cerrado en la nevera y consumir en los días siguientes. También se puede congelar. Así mismo se puede batir y quedará como una salsa.

10

Servir caliente y, como acompañamiento con cualquier otro ingrediente, pescado, carne, pollo, huevos, etc, obtenemos un delicioso plato.

9

 

2 comentarios en “Pisto

  1. una vez hecho el pisto y metido en un tarro de cristal y bien tapado, se llena el bote bien con el pisto caliente y se pone el tarro bocabajo y se deja sin mover hasta que este frio, hasta el día siguiente y te aguanta , meses sin que se estropee el pisto.

    1. Hola Mª José, efectivamente es así como yo también lo hago, y se puede hacer así con cualquier otra cosa que se envase. Ha de estar lo que se vaya a envasar bien caliente, lleno hasta el borde y solo queda cerrar bien y poner el tarro boca abajo hasta que se enfríe. Muchas gracias por el apunte, ha estado muy bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *