Empanadillas de Bacalao al Horno

Las empanadillas en general están muy ricas, pero no hay que estancarse en hacer siempre las mismas, ya en el A, B, C … de las Recetas (1 y 2) podéis encontrar varias recetas, empanadillas con diferentes rellenos, las tenéis de Rape, de Pollo, de Carnes del Cocido, de Queso con Calabacín, y ahora de Bacalao, con su sabor típico. Quizás las que he hecho toda la vida y que sigo haciendo, las de bonito o atún enlatado, son las únicas que no he publicado, y es que como son las de toda la vida no caigo en hacerle las fotos, así que a ver si la próxima vez estoy atenta para hacer el paso a paso y ponerla. Otra cosa que os quería comentar es que antes siempre las hacía fritas, que están muy buenas, pero desde que probé hace años a hacerlas en el horno, ya casi siempre las preparo así, y es que quedan más ligeras, con menos grasa, a la hora de comerlas, eso sí, se come siempre alguna más.

8

Ingredientes:

4 tajadas de bacalao salado

1 paquete de obleas

1 cebolla

1/2 pimiento verde

1/2 pimiento rojo

1 bote pequeño de tomate troceado

1 huevo

Aceite de oliva virgen extra

Sal

.

Yo utilizo las partes más finas o tajadas de la bacalada que no son bonitas para utilizarlas en otras recetas, ya que como luego se van a desmigar no importa utilizar estas partes, y reservar las mejores para otras elaboraciones. Ponemos el bacalao en agua fria, que le cubra, tapamos y dejamos en la nevera 24 horas, cambiar el agua un par de veces más. Al ser las piezas finas estarán menos tiempo, no obstante probar un poco el bacalao para ver cómo está de sal, si estuviera aún muy salado dejar 12 horas más.

1

Una vez esté desalado el bacalao, quitamos la piel y desmigamos, quitando todas las espinas que pudiera tener. Reservamos.

Hacemos el sofrito poniendo en una sartén grande 5 cucharadas de aceite. Picamos la cebolla y lo añadimos dejando que se haga 2 minutos. Añadimos los pimientos picados de igual forma y dejamos que se haga otros 4 minutos más, rehogando y removiendo para que se hagan las verduras.

2

Añadimos el tomate y dejamos que se sofría durante unos 15 minutos.

3

No vamos a echar sal hasta que no hayamos puesto el bacalao y lo hayamos probado, porque posiblemente al llevar ya sal el pescado puede que no sea necesario. Incorporamos el bacalaoy dejamos que se cocine dos o tres minutos y si vemos que está soso, se sazona hasta obtener el punto deseado. Dejamos que se enfríe para poder rellenar mejor las obleas.

4

Colocamos todas las obleas sobre la encimera y repartimos el relleno. No hay que poner ni mucho, porque no se podrían cerrar bien, ni muy poco, porque quedarían con poco relleno. Las doblamos por la mitad y las cerramos con un tenedor, aplastando los bordes. En estos consejos podéis apreciar cómo se hace con el paso a paso, la forma clásica y otras formas o ideas de cerrar las empanadillas.

5

Como podéis ver no he quitado en ningún momento el papel que lleva cada una de las obleas, esto nos va a ayudar a manejar con más comodidad las empanadillas y ponerlas de un sitio a otro.

Batimos el huevo. Con ayuda de una brocha vamos pintando de huevo batido la superficie de las empanadillas. Ponemos papel de horno en una bandeja y las vamos colocando sobre ella las empanadillas.

6

El horno lo tendremos previamente encendido a 200ºC. Si tenemos la opción de ventilador se la ponemos, de esta forma se doran más uniformemente. Metemos la bandeja en el horno y dejamos hornear hasta que estén ligeramente doradas. Si no se tiene el ventilador se le puede dar un toque de grill antes de sacarlas, pero estad atentos para que no se doren en exceso o incluso se quemen. Sacarlas del horno y servir.

7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *